MUNDIAL 2018 | ALEMANIA

Löw: "No necesitamos una estrella, vivimos de nuestro juego"

Löw: "No necesitamos una estrella, vivimos de nuestro juego"

THILO SCHMUELGEN

REUTERS

El seleccionador alemán se mostró optimista para Rusia: "Vivimos de nuestro juego, nuestra formación, nuestra mentalidad de equipo y lo demostramos en 2014".

El seleccionador de Alemania, Joachim Löw, descarta que su equipo esté en desventaja por no tener una gran estrella mundial como puede pasar con Leo Messi y Argentina, Cristiano Ronaldo y Portugal o Neymar y Brasil porque la actual campeona del mundo vive de su "juego, formación y mentalidad de equipo".

"No, no necesariamente (están en desventaja). Vivimos de nuestro juego, nuestra formación, nuestra mentalidad de equipo y lo demostramos en 2014. Cada uno en el equipo disfruta de una gran estima, no hubo egoísmos en exceso", señaló Löw en una entrevista a la agencia 'dpa'.

Además, para el germano es "muy satisfactorio formar parte del equipo desde hace tanto tiempo y poder trabajar con ellos". "Las conexiones se hacen más estrechas, se habla más, se crece juntos. El trabajo con el grupo me inspira", confesó.

La tetracampeona del mundo cuenta en la actualidad con "un esqueleto" formado por jugadores como Toni Kroos, Mats Hummels, Jerome Boateng, Thomas Müller, Sami Khedira o Mesut Özil y que "sigue siendo aún muy importante, ya que sirve de orientacióny para recuperar el máximo rendimiento", y con los que tiene otro tipo de relación porque "surgen a veces conversaciones sobre otros temas porque han vivido mucho en la vida y tienen más experiencia".

A ellos se les unen jóvenes prometedores como Leon Goretzka, "que demostró en la Confederaciones que está preparado", Timo Werner y Julian Brandt, "que tienen excelentes habilidades" o Joshua Kimmich, "que ha progresado mucho". "Sin embargo, también los que son algo mayores como Marco Reus o Ilkay Gündogan, que no estuvieron durante largo tiempo, pueden jugar un gran papel", subrayó.

Respecto al Mundial de Rusia, Löw afirmó que no siente "esa presión del exterior". "Disfruto, no hay nada más bonito que un Mundial y jugar al todo o nada. Ahí me siento tan relajado como se puede estar, me encantan las competiciones, y es donde me siento cargado de energía. La tensión se descarga en las semanas posteriores", comentó.

"Lo que he aprendido en las competiciones es que hay situaciones que no se pueden predecir. Se debe estar preparado para todas las eventualidades y reaccionar de manera flexible. Con la experiencia se hace de manera intuitiva, aunque sin abandonar nuestras líneas rojas", prosiguió el seleccionador de la 'Maanschaft', que considera que "las dificultades están en los detalles". "Sin embargo, también uno puede diferir de sus ideas momentáneamente en caso necesario", admite.

Alemania no ha firmado buenos amistosos preparatorios para la cita, marcados por la derrota ante Austria. "Muchas pequeñas cosas las hicimos mal con frecuencia. Si cometemos muchos pequeños errores seremos sólo una selección del montón, que también puede perder ante Austria. No obstante, si aplicamos bien las cosas en detalle, somos uno de los favoritos. Tenemos puntos fuertes y somos un rival extremadamente incómodo", advierte.

"Debemos interiorizar que depende de nosotros en primer lugar. Los rivales pondrán sobre la balanza otras cualidades como una gran motivación y lucha. Por ello, la concentración debe ser alta en cada partido, debemos estar despiertos desde el principio y llegar a nuestro límite. Cuanto más avance el torneo, más parecida será la calidad de los rivales y ahí deciden detalles como tener también un poco de suerte, los árbitros algunas veces o un mal día. Todo tiene que encajar", sentenció.

0 Comentarios

Mostrar