Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Portuguesa
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Premier League
Serie A
Bundesliga
Ligue 1
Liga Portuguesa
Liga Holandesa
Twente Twente TWE

-

Heracles Heracles HCL

-

ATHLETIC - SPARTAK DE MOSCÚ

Los rusos ya la liaron en la Euro y hay miedo al Mundial

Protagonizaron batallas campales en Marsella y Lille. Suelen ser paramilitares con patrones distintos a hooligans o barras bravas
Eintracht Frankfurt - Chelsea en directo: Europa League, en vivo

La Eurocopa 2016 fue la chispa, la gran señal de alarma para el mundo del fútbol. La violencia de los radicales rusos durante el torneo obligaba a tomar medidas excepcionales, sobre todo teniendo en cuenta que a dos años vista asomaba el Mundial del que Rusia sería anfitriona. Y aquí estamos, ya en 2018, con el luto de Bilbao reabriendo el debate sobre la mesa de la FIFA: ¿estamos ante un Mundial seguro?

Marsella fue en junio de 2016 el epicentro de la barbarie. El Inglaterra-Rusia obligó a la policía a impedir el acceso al país a 2.000 radicales. Dio igual. La guerra se trasladó a las calles durante tres días con decenas de detenidos, 35 heridos, uno de ellos crítico. El balón no calmó a las fieras y en el Inglaterra-Rusia (1-1), la policía tuvo que desalojar un fondo del Vélodrome por los enfrentamientos entre hinchas de ambos países.

La policía francesa fue incapaz de contener a los ultras más violentos. Ultras que unas veces lucían camisetas del FC Oryol, de la 2ª División rusa, y otras de los Gladiator Firm 96, del Spartak de Moscú. Miembros de esas facciones también formaban parte de ese tétrico casting que desveló The Sun en el que los ultras se citaban en medio del bosque para pelear. El más duro ganaba el billete para la Euro. El fútbol era lo de menos, ellos sacaban pecho en Twitter de sus fechorías en Lille, Marsella y Toulouse. Dicen que los ultras rusos siguen un patrón distinto al de los hooligans ingleses. También al de las barras bravas argentinas, por más que esta semana, como víspera de la batalla campal en Bilbao, difundieran una foto de familia en el graderío de La Bombonera. Lo suyo responde a un ADN paramilitar. Lo peor de cada casa bajo la etiqueta de Orel Butchers, grupo que acudió a la Euro 16 con un lema explícito: “Storm over Europe. Tour de France. Fuck Euro 2016” (Tormenta sobre Europa. Tour de Francia. Que se j... la Euro 2016). De aquellos polvos, estos lodos. De aquella Eurocopa a ese Mundial que aguarda (y atemoriza) en cuatro meses.