Los nueve de la pelea en el Clásico, procesados sin prisión

Uruguay

Los nueve de la pelea en el Clásico, procesados sin prisión

Los jugadores, detenidos el martes, fueron separados en habitaciones diferentes. No podrán entrar en un recinto deportivo durante dos meses.

La Justicia uruguaya decidió hoy procesar sin prisión por riña en espectáculo deportivo a nueve jugadores de Nacional y Peñarol por la pelea que protagonizaron el lunes durante la disputa de un clásico en Uruguay, y estableció que no puedan entrar en una cancha en los próximos dos meses. Los jugadores que deberán ahora esperar juicio por estos incidentes son Leonardo Burián, Diego Arismendi, Darwin Torres, Santiago García e Ignacio González, por parte del Nacional, y Fabián Estoyanoff, Carlos Núñez, Jonathan Sandoval y Washington Aguerre, por la del Peñarol. Los jugadores Jorge Rodríguez, del Peñarol, y Andrés Scotti, del Nacional, que acudieron hoy a declarar ante la jueza Blanca Riero, que instruye el caso, finalmente no fueron procesados.

La jueza tomó así una decisión sobre los incidentes más suave que la que había solicitado el fiscal de la causa, quien había pedido que ocho jugadores fueran procesados en prisión, es decir, que esperaran encarcelados el resultado del juicio, y otros tres fueran procesados sin ingresar en la cárcel. Según dijo el fiscal Gustavo Zubía a la prensa tras presentar su informe a la jueza Riero, los jugadores deberían esperar su juicio en la cárcel debido a la "alarma pública" que causó su pelea y porque ésta "provocó el enardecimiento por parte de algunos hinchas", que durante el incidente bajaron de las tribunas e intentaron entrar en la cancha.

"Las hinchadas quisieron llegar a la cancha, saltar los alambrados, cuando vieron que sus personas más importantes para ellos se estaban agrediendo a golpe de puño. Entonces, con esas condiciones, ¿cómo no se va a solicitar por parte de la fiscalía el procesamiento con prisión?", dijo el fiscal a la prensa.

El delito por el que se acusa a los jugadores tiene una pena de entre tres y 24 meses de prisión. Estos nueve futbolistas procesos pasaron la última noche en los calabozos de la policía, en habitaciones diferentes para evitar que continuase la trifulca entre ellos. Los incidentes del partido, en las semifinales de uno de los tradicionales torneos veraniegos de preparación para la temporada, se originaron a falta de diez minutos para el final, cuando Nacional se imponía por 1-0 a su clásico rival.

Entonces, Carlos Núñez, del conjunto 'aurinegro', le propinó una patada a Guillermo de los Santos, del Nacional, lo que desató una trifulca que obligó a parar el partido durante más de diez minutos y que se saldó en la cancha con cuatro jugadores expulsados.

Los jugadores, detenidos el martes, pasaron la noche en dependencias policiales, y fueron separados en habitaciones diferentes para evitar que continuase la trifulca entre ellos. Además, hoy fueron citados a declarar dos futbolistas más, uno de Peñarol y otro de Nacional, según recogió el diario El País.

"Lo lógico sería un procesamiento sin prisión, pero eso se decantará luego de que actúe la Justicia", ya expresó el abogado defensor de los detenidos del club Nacional, Alejandro Balbi, a una radio local.

Por su parte, el gerente deportivo de Peñarol, Carlos Sánchez, calificó los incidentes de "simple pelea", y afirmó que era "una exageración" que los jugadores debiesen comparecer ante la Justicia por estos hechos, según declaró al diario El Observador.

El subsecretario del Ministerio de Turismo y Deporte de Uruguay, Antonio Carámbula, expresó en su cuenta de Twitter su deseo de que "las Directivas de Nacional y Peñarol apliquen sanciones contra los responsables del bochorno que se vivió en el clásico", en referencia a los incidentes.

Carámbula, que en su perfil en la red social se define como 'bolso' o seguidor de Nacional, manifestó que "el combate contra la violencia en el Deporte implica un largo camino a recorrer", y lamentó que durante el partido "se retrocedieran varios pasos".

La ministra de Turismo y Deporte de Uruguay, Liliám Kechichián, también calificó de "bochornoso" el "espectáculo dado por algunos jugadores de Peñarol y Nacional" durante el partido, y señaló a través de Twitter que el ministerio que preside "acompaña la denuncia que realizó Interior" ante estos hechos.

Los árbitros que controlaban el encuentro responsabilizaron de la pelea a los cuatro futbolistas que fueron expulsados de la cancha durante el partido, dos por cada equipo. Los incidentes se originaron a falta de diez minutos para el final del partido que disputaron el lunes ambos clubes, en las semifinales de uno de los tradicionales torneos veraniegos de preparación para la temporada.

Nacional se había impuesto a Peñarol, y el encuentro había discurrido con normalidad hasta que Carlos Núñez, del conjunto aurinegro, le propinó una dura patada a Guillermo de los Santos, del equipo rival.

Varios jugadores reaccionaron y se organizó una batalla campal sobre el terreno de juego, en la que, según se vio por televisión, los jugadores de Peñarol llevaron la voz cantante en las agresiones a sus rivales, particularmente el veterano Fabián Estoyanoff.

Comentarios

Comentarios no disponibles