Villa reaparecerá ante el Manchester en Göteborg

Liga BBVA | Barcelona

Villa reaparecerá ante el Manchester en Göteborg

Villa reaparecerá ante el Manchester en Göteborg

Ya está recuperado, pero Vilanova no quiere forzarle

David Villa descuenta los días que le quedan para volver a los terrenos de juego con mucha ilusión. Sabe que su reaparición está ya muy próxima. Pese a que se especuló mucho durante las últimas semanas, Tito Vilanova parece tenerlo meridianamente claro: hasta el 8 de agosto, fecha en la que el Barcelona se medirá al Manchester United en Göteborg (Suecia), el delantero asturiano deberá armarse de paciencia.

Lesionado el 15 de diciembre del pasado año en Yokohama (Japón), durante la disputa de las semifinales del Mundial de Clubes ante el Al Sadd, el Guaje tuvo que ser intervenido de una fractura por estrés en la tibia de la pierna derecha. Se le marcó una pauta de recuperación de medio año. Superado ese plazo, los técnicos del Barça están felices por cómo le ven en las sesiones: juega sin miedo, tiene el objetivo bien calibrado y recuperó la ilusión por volver junto con sus compañeros.

La idea del entrenador es tener al delantero listo y preparado para el inicio de la temporada oficial. Ante la Real Sociedad (día 18 ó 19) y el doble choque ante el Real Madrid en la Supercopa (22 y 29 de agosto) son las metas que se marcaron. Los responsables médicos del club han confirmado que la fractura está bien soldada desde hace semanas y que con la confianza que está cogiendo el futbolista se espera que su regreso sea importante para el equipo. Villa ha sufrido un auténtico calvario durante su proceso de recuperación: padeció desde la grada al no poder ayudar al Barcelona a reeditar Liga y Champions y, sobre todo, le dolió en el alma perderse la Eurocopa. Se podría haber forzado la máquina para que reapareciera en el torneo europeo; de hecho, era una posibilidad. Pero la decisión de esperar para recuperar mejor fue de lo más acertada. Y la prueba es que el Guaje realizará una pretemporada íntegra con su equipo.

Wembley.

Casualmente, David Villa disputó ante el Manchester United su último gran partido a escala europea. Fue en la final de la Champions League de 2010-11 en Londres. En un Wembley engalanado para la gran cita, el asturiano cerró el marcador con un golazo que, según dijo él mismo, "fue uno de los más importantes de mi carrera". Supuso el 3-1 y el Barça de Guardiola alzaba su segunda Champions en tres años. El destino ha querido que su fractura haya soldado a tiempo para jugar en Göteborg ante el United, el mismo rival de Wembley. Sin duda, será la mejor manera de acabar con la pesadilla de su fractura de tibia por estrés.