Madrid se rinde a los 'chicos de los 100 puntos'

Real Madrid | Ofrecimiento de la copa de la liga

Madrid se rinde a los 'chicos de los 100 puntos'

Madrid se rinde a los 'chicos de los 100 puntos'

El club ofreció su 32ª Liga a las instituciones de la capital de España

El Madrid puso ayer el punto y final a los actos de celebración de su 32º título de Liga con la visita a las más altas instituciones de la capital de España y de la Comunidad. Después de la gran fiesta que se vivió el pasado domingo en el Bernabéu, los blancos ofrecieron la Copa a los madrileños. La sede de la Comunidad de Madrid fue el lugar en el que la plantilla blanca, con Florentino Pérez al frente, comenzó su triunfal paseo por la capital de España. A las 10:10 horas llegaba la expedición a la cita inicial del día.

Özil y Khedira protagonizaron la primera anécdota ya que llegaron con un cuarto de hora de retraso. En la sede de la Comunidad, Esperanza Aguirre recibió a los campeones en nombre de todos los madrileños y obsequió a Florentino Pérez con una placa conmemorativa a la que el presidente madridista respondió con una réplica de la Liga, la camiseta firmada por todos los jugadores y otra personalizada con el nombre de la presidenta en la espalda y con el dorsal 32. Casillas fue el encargado de romper el fuego de los discursos: "Muchas gracias por este recibimiento. Es importante que al final de cada temporada nos encontremos aquí, porque eso significa que las cosas han salido bastante bien. Esperemos que el próximo año podamos volver a estar aquí para celebrar otras Copas nuevas".

Florentino Pérez tomó el relevo al capitán para dar las gracias: "Estamos aquí de nuevo, tal y como prometimos. Nuestro club es universal, pero ésta es nuestra tierra y uno de los motivos que nos mueven a buscar más títulos. Trabajaremos para volver el año que viene". El máximo mandatario blanco no quiso desaprovechar la ocasión para felicitar al Atlético por la Europa League y al Rayo por la permanencia.

Esperanza Aguirre cerró el capítulo de discursos en la primera parada del día, y aunque no botó como hizo recientemente durante la visita del Atlético, sí se enfundó la camiseta del Madrid y bromeó con ello: "Que no se diga que me pongo unas y otras no". Y acto seguido, continuó con las felicitaciones: "Es un día de inmenso honor para todos los madrileños porque recibimos al Madrid campeón. Esta Liga os coronó como el mejor equipo de España. Y en agosto volveréis con la Supercopa de España que vais a ganar, así os lo deseo". No obstante, la presidenta de la Comunidad tuvo un lapsus al recordar el palmarés del Madrid, puesto que se olvidó de las dos Copas de la UEFA del club y siete de las ocho Supercopas de España.

Al concluir los discursos, la plantilla al completo firmó en el libro de honor. Posteriormente, se dirigieron al balcón para saludar a los 1.500 aficionados congregados allí. Ramos puso la nota de humor al hacer alusión a la caída de la Copa del Rey que protagonizó la pasada temporada: "Tranquilos, que la Copa no se cae, la tengo bien sujeta".

Antes de abandonar la Puerto del Sol, Mourinho atendió a los medios: "El Madrid tiene una historia enorme, pero estos chicos van a ser reconocidos como los de los 100 puntos". Y también se refirió al futuro: "Sin obsesión, con tranquilidad, la Décima llegará el próximo año o dentro de dos. En este momento, ya pienso en el futuro, es momento de acabar las celebraciones y me pondré a trabajar para la próxima temporada; el Madrid no permite que te duermas". Cristiano fue ambicioso: "Tenemos el futuro por delante".

En el Ayuntamiento, Ana Botella recibió al Madrid en la entrada y se mostró orgullosa: "Gracias por ser embajadores tan magníficos de Madrid". La alcaldesa estuvo especialmente cariñosa con cuatro madridistas: "Gracias Casillas y mucha suerte en la Eurocopa. Gracias Cristiano por los goles. Gracias Mourinho por guiar al Madrid. Enhorabuena a Florentino. Este Madrid no merece un 10, sino un 100". Previamente tuvo un lapsus: "El Madrid-Barça del Bernabéu fue un partidazo". Se confundió con el Clásico del Camp Nou ya que aquel día los azulgrana ganaron 1-3.

Sorpresa.

Tras los discursos, la alcaldesa entregó una placa a Florentino Pérez y recibió de Casillas y Ramos, siempre portando la Copa, una camiseta personalizada con su nombre y el dorsal 32 y otra firmada por la plantilla. El intercambio de regalos se cerró con una sorpresa para Iker. Ana Botella le puso en la cabeza una parpusa. Desde el Ayuntamiento, el Madrid se desplazó hasta la Almudena. La jornada concluyó con un almuerzo en el restaurante Puerta 57.