La FIFA da a marcha atrás e Inglaterra lucirá la amapola

Amistoso | Inglaterra - España

La FIFA da a marcha atrás e Inglaterra lucirá la amapola

La FIFA da a marcha atrás e Inglaterra lucirá la amapola

AFP

La Asociación de Fútbol inglesa confirma que los jugadores la llevarán contra España. El 11 de Noviembre Reino Unido homenajea a los caídos en la I Guerra Mundial.

La Asociación de Fútbol inglesa (FA) ha hecho el siguiente comunicado: "La FA puede confirmar que la FIFA ha acordado hoy que a Inglaterra se le permita llevar una amapola en el brazalete negro que los jugadores usarán durante el partido del sábado ante España".

Así, la FIFA permitirá a los jugadores de Inglaterra lucir las tradicionales amapolas de papel en memoria de los soldados británicos caídos desde la I Guerra Mundial en brazaletes negros durante el partido con España del próximo sábado.

Así lo anunció hoy la Federación de fútbol inglesa después de llegar a un acuerdo con la FIFA, tras una intensa polémica en el Reino Unido.

La FA informó mediante un comunicado del cambio de parecer de la FIFA, que inicialmente había prohibido a los futbolistas internacionales de este país llevar bordada en la camiseta de la selección la amapola roja que muchos ciudadanos lucen en esta época del año como símbolo del Día del Recuerdo.

La Federación dijo hoy que "a la vez que se continúan respetando las reglas del juego, llevar amapolas en los brazaletes hace posible que los ''poppies'' estén visibles durante todo el encuentro".

"La FA da la bienvenida a la decisión de la FIFA y les agradece haber acordado esta medida", añade la FA.

El acuerdo alcanzado por ambas organizaciones no contraviene la normativa de la FIFA, que prohíbe que las camisetas de los jugadores exhiban símbolos, a la vez que posibilita la exposición de esas amapolas al público.

El Reino Unido conmemora cada año el día en el que acabó la I Guerra Mundial, el 11 de noviembre de 1918, por medio de amapolas de papel con las que se honra a las tropas británicas y se recaudan fondos para los veteranos de guerra.

Ante la negativa inicial de la FIFA, tanto el primer ministro británico, David Cameron, como el príncipe Guillermo de Inglaterra, presidente de honor de la FA, escribieron sendas cartas al máximo organismo del fútbol mundial para que "reconsiderara" su decisión.