La UEFA denigra al Madrid en su revista oficial

Liga BBVA | Real Madrid

La UEFA denigra al Madrid en su revista oficial

La UEFA denigra al Madrid en su revista oficial

"Egos, discotecas y galácticos; cómo les fue a cinco iconos ingleses en el Bernabéu" es el título de un reportaje amarillo.

Egos, discotecas, galácticos, jugadores intocables, cinismo, envidias y vanidades. Este es el cóctel que habrían protagonizado las cinco estrellas inglesas que han jugado en el Madrid (Cunningham, McManaman, Beckham, Woodgate y Owen) según un provocador reportaje que acaba de publicar la UEFA en su última revista oficial, Champions, bajo un título burlesco: "Egos, discotecas y galácticos. Cómo les fue a cinco iconos ingleses en el Bernabéu".

El máximo organismo del fútbol europeo vuelve a buscarle las cosquillas al Madrid. Esta vez no ha llegado a través de Platini, sino desde el papel. El reportaje, firmado por Robert Wilson y de tono amarillista, denigra a la entidad blanca desde diferentes frentes. "Los cinco jugadores ingleses tenían una cosa en común: tuvieron que probar a los cínicos que estaban equivocados. Desde el color de piel de Cunningham y su fama de playboy, pasando por la imagen de Beckham como un jugador monofacético, cuya única función es vender unos cuantos millones de camisetas, hasta el muslo problemático de Woodgate, y de los cinco, sólo Beckham dejó el club como hubiera deseado".

El primer dardo viene con Cunningham. Se dirige el foco hacia su vida privada. "Cuando le operaron de un dedo se dejó seducir por la legendaria noche madrileña. Le multaron con 6.000 euros por agravar la lesión bailando en una discoteca. Le dijeron que dejase a su novia. Se negó, pero pidió disculpas públicamente". También alude a temas raciales: "Su mayor legado fue que cambió la forma de ver en España a los futbolistas negros. Le mostró a los madridistas, duros de impresionar, que los ingleses saben jugar también un poquito".

Macca. Siguiendo un guión cronológico, el artículo pasa a hablar de McManaman, al que le fue bien hasta la llegada de Figo, Zidane y Ronaldo, "y el Madrid pasó a ser los Harlem Globetrotters del fútbol". También incluye unas declaraciones del propio Macca criticando veladamente a Florentino: "Lo que más me dolió fue la falta de flexibilidad del club y las salidas de Del Bosque o Hierro. Había un vínculo porque estábamos ganando, pero el ego de un hombre decidió su destino".

La parte dedicada a Beckham es la que incluye más detalles escabrosos. Además de relatar la famosa charla ante estudiantes en la que Ramón Calderón le atacó por irse "a Hollywood a ser un actor" y donde dijo que los futbolistas tenían "una naturaleza egoísta y vanidosa", acusa a la plantilla de recibir mal a Becks. "Antes de poner un pie en Madrid, ya tenía enemigos. Roberto Carlos le llamó 'niña' y Casillas dijo que su fichaje era más 'por marketing que por fútbol'", narra Robert Wilson, que también involucra a Raúl: "Cuando su mujer, Mamen Sanz, recibió una llamada (de periodistas) en la puerta para preguntar su opinión sobre Victoria Beckham, Valdano organizó una reunión de emergencia".

Woodgate tampoco se escapa. "Fue un desconcertante negocio. Apodado El Fantasma en el Newcastle por su record de lesiones, fue una adquisición arriesgada". Y añade la ácida opinión de 'un observador', sin citar nombre: "Si no supieras de donde era Woody, podrías pensar que había nacido en Málaga".

El último pellizco teledirigido llega en boca de Owen, Balón de Oro 2001: "¿Qué si había jugadores intocables en el Madrid? No estoy seguro, pero para mí fue muy difícil. Pasé más tiempo en el banquillo del que hubiese querido...".

Bajo la línea editorial de la UEFA

El reportaje, alejado del habitual estilo más comedido de la revista, ocupa seis páginas centrales. Champions tiene tirada bimensual y es editada por la empresa británica Hymarket, que sigue una línea editorial marcada por las directrices de la UEFA.