Temas del día Más temas

Emery quiere a César

Liga BBVA | Valencia

Emery quiere a César

Emery quiere a César

El meta está dispuesto a esperar antes de tomar una decisión

Unai Emery va transmitiendo a los dirigentes lo que quiere. Entre sus peticiones, como hace un año, tener en plantilla a tres porteros. Y si por él fuera serían Guaita, Diego Alves... y César. Sí, César. Para ello habría que renovar al extremeño, aunque antes de sentarse a negociar con sus agentes (IMG), el Valencia debe dar salida a Miguel Ángel Moyà (también a Renan Brito, aunque el caso del brasileño está encarrilado para que no regrese a la entidad). César, mientras tanto, permanece a la espera de la planificación ché antes de tomar una decisión firme sobre su futuro.

Tal como publicó AS, la continuidad de César estaba en manos de Moyà, si bien, a día de hoy, a sabiendas de que Unai seguirá un año más y que le quiere, la opción de que el meta de Coria prolongue su estancia profesional en Valencia gana más enteros. César ha dicho por activa y por pasiva que a sus 39 años se ve con fuerzas para seguir compitiendo. Su deseo sería hacerlo en Valencia, porque le gusta la entidad y le encanta la ciudad, aunque si aquí no le ofrecen la renovación hará las maletas rumbo a otra parte.

El Valencia, en concreto el secretario técnico Braulio Vázquez, está inmerso en la operación salida. Miguel Ángel Moyà es uno de los nombres que está en la lista de transferibles. De hecho, aún firmando César hoy mismo por cualquier otro club (el Valencia está al corriente del interés del Villarreal), la postura respecto a Moyà se mantendría. El agente del guardameta balear, Manuel García Quilón, sabe de las intenciones ché respecto a su representado y en las conversaciones que mantiene con diferentes clubes sale el nombre de Moyà. Pero a día de hoy no hay oferta (ni de traspaso ni de cesión) y, por lo tanto, el Valencia no puede dar el paso que quisiera dar para una hipotética renovación de César.

El de Coria, que el 30 de junio queda libre, ha optado por tomarse un tiempo antes de decidir qué hacer el próximo año. Su entorno intuye que el club quisiera que continuara, pero también son conscientes que hay overbooking de porteros. Pero Unai lo tiene claro.