Llorente sueña con volver a jugar el día del Levante

Liga BBVA | Real Sociedad

Llorente sueña con volver a jugar el día del Levante

Llorente sueña con volver a jugar el día del Levante

amaia zabalo

"Espero volver cuanto antes, pero sin ponerme presión"

El 2 de marzo contra el Levante en Anoeta. Esa es la fecha probable para el regreso de Joseba Llorente a los terrenos de juego, una vez superada la complicada recuperación de la dolorosa hernia discal que sufre desde la visita al campo del Villarreal. El flaco de Hondarribia no quiere correr más de la cuenta y se muestra todo lo prudente que requiere una lesión tan compleja como la que sufre, pero su corazón indomable le puede: "Tengo esperanza de poder entrenarme a tope con todos y jugar partidos, pero no sé si será dentro de un mes o más. Estuve mirando el calendario y no sé si el Levante en casa o así... Al final te haces una pequeña ilusión y quieres ver un partido o algo, aunque realmente será tu cuerpo el que responda. Pero estoy contento por cómo va todo. Espero jugar muchos partidos y cuanto antes mejor, pero no me quiero poner más presión".

El hecho de escucharle decir a Llorente que esta temporada volverá a jugar ya es todo un alivio para la Real, puesto que es su principal referencia en ataque. "Han pasado dos semanas y el dolor casi ha desaparecido. He mejorado mucho, ayer me dijeron que la evolución iba muy bien, pero es un proceso complicado y decir plazos es complicado. Me los van a poner el cuerpo. La primera consulta que hace la doctora en Barcelona después de la intervención suele ser al mes y a mí me la ha hecho a las dos semanas. Es buena señal, y la mejoría es mucha, intentaré ir comiendo días y semanas, pero siempre al 100% y pisando fuerte, porque un paso atrás en esta lesión, igual se tiene que pensar en otra cosa. Han pasado estos días de reposo y ahora ya puedo empezar a hacer alguna cosilla en Zubieta".

Confía en ganar a Osasuna

Llorente no quiere correr más de lo necesario para volver porque, entre otras cosas, tiene plena confianza en sus compañeros. "Somos 23 jugadores y es normal que haya lesiones, pero no se nos puede caer la casa encima porque falten dos jugadores, porque el que está en el banquillo tendrá una ganas tremendas, y más contra Osasuna. Todos los puestos están muy bien cubiertos". Tanto es así que está seguro del triunfo: "Es complicado, pero jugamos en casa y les podemos dejar muy lejos. Si para ellos es una final, para nosotros es el doble".