No vuelve Raúl, pero sí el Milán de Ibrahimovic

Champions League | Sorteo de la fase de grupos

No vuelve Raúl, pero sí el Milán de Ibrahimovic

No vuelve Raúl, pero sí el Milán de Ibrahimovic

A poco se quedó el Schalke de Raúl de ser emparejado con el Madrid, pero los blancos no lo tendrán fácil en un grupo de históricos: Milán, Ajax y Auxerre. Más fácil para al Valencia (Manchester, Rangers y Bursaspor) y el Barça (Panathinaikos, Copenhague y Rubin Kazán).

Minutos después de conocerse que Milán y Real Madrid habían sido emparejados en la liguilla de Champions, los rossoneri cerraban la contratación del ya ex culé Zlatan Ibrahimovic. Un toque más de morbo para un grupo, el G, repleto de historia: Madrid, Milán y Ajax suman nada menos que 20 títulos en las 55 Copas de Europa disputadas. Nueve los blancos, siete los italianos y cuatro ese grande holandés que regresa a la máxima competición continental tras casi un lustro penando por el desierto. Tampoco el Milán pasa por su mejor momento, aunque los italianos muestren su perfil preferido cuando asoman por Europa como hicieron el año pasado, cuando asaltaron el Bernabéu durante la liguilla, precisamente. El Auxerre galo debería de ser la comparsa del grupo, pero, Lyon mediante, no está el Madrid como para fiarse de los franceses...

El Valencia, y sobre todo el Barcelona, lo tendrán a priori más bizcochable aunque en el caso de los levantinos asuste el primer espada de su grupo C, el Manchester United. No pasan los red devils por una fase dulce tras perder a Cristiano, pero da más jindama Old Trafford que el estadio Hampden Park del Rangers o el Ataturk de ese desconocidísimo club turco que debuta con el peor coeficiente UEFA de los 32, el Bursaspor.

Además de a los débiles Panathinaikos griego (sus gradas, eso sí, destilan gran tensión) y Copenhague danés, el Barça se encontrará en su grupo D con el Rubin Kazán, que el año pasado se ganó uno de los pocos honores que concede el equipo de Guardiola: los rusos y el Chelsea son los únicos clubes a los que Pep se ha enfrentado (dos veces a ambos) sin lograr derrotarles.