Competición
  • Clasificación Eurocopa

Stankevicius no duda: "Sí, me gustaría venir"

Liga BBVA | Espanyol

Stankevicius no duda: "Sí, me gustaría venir"

Stankevicius no duda: "Sí, me gustaría venir"

Carlos Mira

El zaguero charló con AS tras el Ciutat de Barcelona

Categórico se mostró Marius Stankevicius al ser preguntado por AS por su predisposición a recalar en el Espanyol: "Sí, me gustaría venir". Respuesta escueta, lacónica, pero rotunda. Todo lo que le permite su situación, pues tiene contrato en vigor con la Sampdoria, con el que el pasado sábado disputó en Cornellà-El Prat el Ciutat de Barcelona, jugando la primera parte como lateral derecha. En la zona mixta, el zaguero atendió sin problemas a quien se le acercase, dejando claro que se deja querer por los pericos. Ahora es el Espanyol el que debe mover ficha: decantarse por Stankevicius o por cualquier otro de los candidatos a suplir la baja en defensa de Nico Pareja.

El lituano reconoció, eso sí, que por ahora no existe ninguna oferta formal. "Me he enterado del interés esta mañana (el sábado) a través de la prensa. La verdad es que no sabía nada. Todo esto depende de muchas personas, empezando por el Espanyol y siguiendo por la Sampdoria. Veremos si sucede algo...", dejó caer, sonriente. En caso de confirmarse el interés blanquiazul, todo apunta a que buscarían una cesión; no sería la primera en la carrera de Stankevicius, que viene de actuar a préstamo seis meses en el Sevilla (jugó 20 partidos) y que hizo lo propio en el Cosenza en 2003, cuando tenía contrato con el Brescia. Sin embargo, la Sampdoria tasaría su traspaso en cerca de tres millones, cifra que el Espanyol podría llegar a plantearse tras la venta de Pareja al Spartak de Moscú por diez.

La mejor Liga.

La querencia de Stankevicius no es de extrañar. Al margen de haber brindado un más que correcto rendimiento en el Sevilla, admitió que "la Liga española es muy buena. España ha ganado el Mundial y ahora es la cara del fútbol en el planeta".

En los próximos días habrá que seguir esta opción, que sólo tiene un pero: Stankevicius puede jugar de central, pero con Felipe Mattioni dejó de necesitarse un lateral diestro.