"Este equipo está en deuda con la gente"

Héctor Font

"Este equipo está en deuda con la gente"

"Este equipo está en deuda con la gente"

Ha pasado una desastrosa temporada en lo personal y lo colectivo. El jugador tiene ganas de revancha, aunque se puede leer entre líneas que no tiene nada claro que sea en el Valladolid. Está pendiente del mercado.

Ha terminado la temporada, ¿qué reflexión hace más en frío de la misma?

No hemos cumplido el objetivo, se han hecho las cosas muy mal, y así han salido. Ahora no es tiempo para pensar, porque ya es tarde.

Y a nivel personal, ¿cómo definiría el año?

No he contado nada, no he tenido oportunidades. Es muy difícil dar lo que tienes así, pero son experiencias que te da el fútbol y debo aprender de ellas. En definitiva, también en lo personal he pasado un año muy duro como profesional.

Tiene usted contrato con el Valladolid pero, ¿ha hablado con el club? ¿Conoce sus intenciones?

Sí, tengo contrato con el equipo para el año que viene. Eso es lo único que sé y en lo único que pienso, por el momento.

¿Su primera opción, por tanto, es quedarse a jugar en Segunda División?

No sé lo que pasará, pero, repito, tengo contrato en vigor y, por lo tanto, soy jugador del Valladolid.

Pero, ¿ha mantenido ya la reunión pertinente con el presidente Suárez?

Sí, he hablado con él, pero hasta que no se firme algo con otros equipos o exista alguna novedad, los dos tenemos claro que soy jugador del Valladolid Es evidente que el verano es largo y puede haber novedades, pero de momento estoy tranquilo aquí.

¿Le asusta estar una temporada en Segunda?

Para nada. Ya jugué en el Ciudad de Murcia 37 partidos como titular en Segunda. No tengo ningún problema en ese sentido. Si me quedo aquí, intentaré echar una mano en todo lo que pueda para ayudar al equipo a volver a Primera, que es donde debe estar.

¿Supondría un bonito reto profesional para usted ascender con este equipo?

Claro, si me quedo, sería bonito. Este año no hemos cumplido el objetivo y estamos en deuda con la gente. Sería una gran forma de devolverles su apoyo incondicional, sobre todo durante la recta final de temporada. Yo lo sentí mucho porque se había generado mucha ilusión entre nuestra gente.

Que ha sido lo peor de la temporada para usted, ¿jugar poco o el descenso del equipo?

Ambas a partes iguales. Una cosa lleva a la otra y no se pasa nada bien. Estamos obligados a poner las individualidades al servicio del grupo, y eso no se ha dado siempre durante la temporada.

¿Soportaría otra temporada como la pasada?

Es difícil. Ha habido muchos partidos y sólo me han dado tres. Por eso digo que tengo muchas ganas de resarcirme donde me dejen o donde confíen en mí. Lo que está claro es que ni yo ni el equipo hemos disfrutado nada y eso es señal inequívoca de que las cosas no han ido bien.

¿Es usted consciente del interés de otros equipos por hacerse con sus servicios?

No he tenido ningún contacto con nadie. Es muy pronto, acabamos de terminar y ahora estoy descansando un poco. Hay que ver como se mueve el mercado este verano.