La actitud de Ibrahimovic preocupa en exceso a Pep

Barcelona | La otra cara del sueco

La actitud de Ibrahimovic preocupa en exceso a Pep

La actitud de Ibrahimovic preocupa en exceso a Pep

Guardiola no sabe cómo frenar el ímpetu del delantero

Zlatan Ibrahimovic tiene preocupado a Pep Guardiola. El sueco, tan elegante con el balón en los pies como desquiciado cuando no le salen las cosas, se perderá el próximo partido de Liga en Tenerife (próximo domingo, a las 21:00) por acumulación de amarillas. El pasado sábado vio la quinta que le ahorrará el viaje de más de tres horas en avión a Las Canarias.

El entrenador hace semanas que busca la manera de poder frenar su frustración. Parece molestarle la actitud de los colegiados, que no consideran legal su juego con los brazos. Su corpulencia hace que le sancionen muchas faltas en contra, algo que perturba su tranquilidad.

Después del derbi ante el Espanyol (1-0, gol de Ibra de penalti), Guardiola ya advirtió que "lo cambié (salió Bojan, minuto 76) porque iban a expulsarlo". El sábado por la noche, tras empatar ante el Villarreal, fue más contundente: "Algún día nos quedaremos con diez".

Hasta el momento, el delantero ha cometido 29 faltas (protestas al margen), en los 16 partidos disputados de Liga; en Champions, el camino es similar: hizo 11 faltas y sólo fue amonestado en una ocasión. Guardiola adora su potencial futbolístico, pero no comprende su actitud en algún momento.