Ojo: estáis en Anfield

Liga de campeones | Liverpool - Real Madrid

Ojo: estáis en Anfield

Ojo: estáis en Anfield

Es algo más que un estadio. Pequeño, vetusto, cercano. Anfield es un templo futbolístico donde las tradiciones están siempre presentes. Sin embargo, cuando fue construido era el feudo del Everton, hace 125 años.

Desde los sesenta, Anfield siempre ha intimidado a los contrarios. Transmite al equipo una fuerza fenomenal y nuestros jugadores se sienten invencibles. Cuando yo jugaba sentía algo muy fuerte, es un sentimiento de potencia que era aún más fuerte en la Copa de Europa. No existe otro sitio igual que Anfield en una tarde de Copa de Europa. No sé a qué se debe: la luz, la noche, el perfume de esos partidos que no son como otros... Es como si una nube mágica descendiera sobre el césped". Son palabras de Phil Thompson, uno de los grandes de la historia red que disputó 477 partidos y ganó, entre otros títulos, siete Ligas, dos Copas de Europa (78 y 81) y dos UEFAS.

Anfield, al sur de Stanley Park, fue al nacer el estadio del Everton, que el 28-9-1884 jugó su primer partido, saldado con goleada (5-0) ante el Earlstown. En 1892, el Everton se fue a Goodison Park y John Houlding, propietario de Anfield, creó el Liverpool Football Club, que el 1-9-1892 disputó allí su primer choque.

Como es lógico en este siglo largo, el estadio ha sufrido remodelaciones según el club iba necesitando de un escenario acorde con sus grandes logros deportivos. A pesar de ello, se han mantenido casi todas las tradiciones. Esas no se pueden demoler. Uno de los rincones más preciados se encuentra en el pasillo que une los vestuarios con el césped. Bajas trece escalones y te encuentras con una leyenda: "This is Anfield". Fue recordatorio, cómo no, de Bill Sankly para sus jugadores, "para que nunca olviden en qué equipo juegan" y también para los rivales, "para que no olviden contra quién van a jugar". Históricamente, los reds tocan el emblema antes de subir los otros catorce escalones que les conducen al campo.

Recuerdos. Hay mucho más. También se mantiene el legendario Boot-room, sala de las botas, donde los técnicos del club a lo largo de décadas se han reunido para preparar los entrenamientos y los partidos y ahora sirve para que los dos entrenadores compartan unos minutos antes y después de los partidos. Anfield tiene una capacidad para 45.370 aficionados, distribuidos en cuatro Tribunas (Centenary, Main Stand, Kop y Anfiel Road). Delante de The Kop, en la Paisleygateway, se sitúa la estatua de mármol de Bill Shankly. Y en el otro Fondo, el memorial que recuerda la tragedia de Hillsborough.