Temas del día

Calderón tiene atado a Cristiano para el verano

Liga BBVA | Real Madrid

Calderón tiene atado a Cristiano para el verano

Calderón tiene atado a Cristiano para el verano

AS puede ofrecerles las cifras del acuerdo al que Ramón Calderón ha llegado con Cristiano Ronaldo y su agente para que vista de blanco la próxima temporada. El rumor que difundió 'The Times' sobre que Florentino Pérez lo tenía atado se correspondió a una mala interpretación...

Ramón Calderón ha alcanzado un acuerdo secreto con Cristiano Ronaldo y su agente, Jorge Mendes, para que el portugués sea jugador del Madrid la temporada próxima. AS ha tenido acceso a detalles del acuerdo que contradicen algunas de las informaciones aparecidas en los últimos días en la prensa inglesa y confirman uno de los rumores surgidos este verano. Es cierto que, tras el fracaso de las negociaciones con el Manchester United, Calderón consiguió un acuerdo privado y secreto con el futbolista para que recale en el Bernabéu el próximo julio.

El Madrid está dispuesto a pagar 12 millones de euros brutos anuales al extremo, además de ocho millones de euros de comisión a Mendes. Además, reserva 85 millones de euros para el traspaso que, con las cláusulas habituales, podría subir finalmente a 115 millones. Los abogados del agente portugués están al corriente de los detalles de un acuerdo que es verbal pero que llevará una cláusula de castigo si finalmente no se cumple.

Curiosamente, y debido a la crisis económica y la espectacular pérdida de valor de la libra, el Real Madrid puede dar a Cristiano Ronaldo un aumento del 20 por ciento de su salario con respecto a lo ofrecido el verano pasado sin tener que pagar un euro más, además de pagar al Manchester United un 20 por ciento más de traspaso de lo que ofrecía hace solamente seis meses sin tener que subir su oferta. O al revés: pagando menos, pueden ofrecer al futbolista y al club inglés lo mismo que durante el verano pasado. O sea, el traspaso será mucho más barato que hace seis meses.

Decidido.

En cualquier caso, todo quedará en un acuerdo privado con el futbolista si el Manchester United decide, como Alex Ferguson repite constantemente, no vender al jugador. Entrando brevemente en el terreno de la especulación, no se entendería que Cristiano haya aceptado este acuerdo si no está dispuesto a dar el paso que no quiso dar el verano pasado y abandonar el Manchester. Sin embargo, su estado de forma (afectado por una lesión) y su lenguaje corporal (cansado de la dureza de la liga inglesa y quizá necesitado de nuevos retos tras ganarlo todo el año pasado a nivel colectivo e individual) sugieren que esta podría ser su última temporada en Old Trafford. Además, el propio futbolista lo dijo cuando AS entró en su casa el pasado verano después de que se frustrase el fichaje: "¿El Madrid? El verano que viene hablaremos".

En las oficinas del club blanco se trabaja con la suposición de la llegada del portugués y eso explica el interés limitado para fichar a Luis Antonio Valencia (ocupa la misma posición que Cristiano), aunque si el Wigan bajara a los 12 millones serviría para completar una plantilla que requiere de un jugador de calidad en banda para esta temporada y un decente repuesto para Cristiano la siguiente.

Desde el Madrid se entiende que con la llegada el próximo verano del portugués, junto a los métodos de Juande Ramos, se podría crear un interesante Dream Team que serviría para plantar cara al que es, hasta ahora, el mejor Barcelona de la historia según las estadísticas a estas alturas de la temporada.

Ahora, las declaraciones de Cristiano sobre su continuidad en el Manchester pueden ponerse en entredicho (¿qué otra cosa podía decir en la web del club?). The Times supuestamente descubrió un posible acuerdo de Florentino Pérez con el futbolista, pero en realidad se trató de una mala traducción de los medios españoles: The Times simplemente se hacía eco, de un modo quizá sensacionalista pero también inteligente, de algunos rumores surgidos en España al respecto y no añadía nada de cosecha propia. En los últimos días, fuentes del Madrid insistían en que The Times se había equivocado en la fecha de llegada de Cristiano.