EPIK

Viral

Un hombre finge su propio secuestro para no ir a trabajar

El hombre afirmó que sus secuestradores iban detrás de un dinero que su padre había escondido por la ciudad, pero la policía no encontró pruebas de ello.

Un hombre finge su propio secuestro para no ir a trabajar

A todos nos apetece tomarnos un día libre en nuestro trabajo de vez en cuando, pero un joven de Arizona se pasó un poco tras fingir su propio secuestro para evitar ir a trabajar.

En la tarde del 10 de febrero, la policía de Coolidge (Arizona) recibió una llamada de emergencia sobre un hombre tirado en el arcén con las manos atadas a la espalda. Se envió una patrulla de policía y pronto informaron de que efectivamente habían encontrado a un joven que parecía haber sido atado y abandonado en el arcén de la carretera. La "víctima", identificada como Brandon Soules, de 19 años, dijo a la policía que había sido secuestrado por dos hombres enmascarados que primero lo golpearon en la cabeza, dejándolo inconsciente, y luego lo condujeron y lo abandonaron donde lo encontró la policía. Sin embargo, eso no era del todo cierto...

"En primer lugar, el sujeto informó a la policía de que dos hombres enmascarados lo secuestraron, lo golpearon en la cabeza y lo llevaron a un vehículo antes de abandonarlo en la zona donde fue encontrado", dijo la policía en un comunicado. "Los investigadores de Coolidge llevaron a cabo una investigación exhaustiva y se encontraron pruebas de que su historia era inventada y de que no hubo secuestro ni agresión".

Soules afirmó que sus secuestradores iban detrás de un dinero que su padre había escondido por la ciudad, pero la policía no encontró pruebas de ello. Las imágenes de vigilancia que comprobaron también contradecían la mayoría de sus declaraciones y, tras confrontarlo, el joven de 19 años admitió que se había inventado todo.

Brandon Soules confesó que estaba desesperado por no tener que ir a trabajar ese día y decidió fingir su propio secuestro. Se metió un pañuelo arrugado en la boca y luego utilizó su cinturón de cuero para atarse las manos a la espalda. Finalmente, se tiró al suelo en el arcén de la carretera, donde alguien podía verle, y esperó a que la policía le "rescatara".

El 17 de febrero, Soules fue detenido por presentar denuncias falsas a la policía. Desde entonces ha sido despedido de la empresa de neumáticos en la que trabajaba.