EPIK

Instaram

Kika Milosevic: la artista que lleva el body-painting al siguiente nivel

Kika Milosevic, "ilusionista de la piel" serbia es una artista que acumula dencenas de miles de seguidores por sus ilusiones ópticas.

Kika Milosevic: la artista que lleva el body-painting al siguiente nivel

Desde hacer invisibles partes de su cuerpo hasta transformarse en diversos personajes de ficción, no hay ilusión óptica que Mirjana "Kika" Milosevic no pueda realizar con sus habilidades de maquillaje.

Kika Milosevic, "ilusionista de la piel" -como se hace llamar- serbia es una crack del body-painting. De niña, se arrastraba bajo las mesas y dibujaba en su parte trasera, así como en las puertas y paredes de su casa. De adulta, Kika eligió su propio cuerpo como lienzo, utilizando maquillaje y pintura corporal para crear las más impresionantes ilusiones ópticas.

"Mis padres suelen decir que empecé a dibujar antes de que pudiera caminar", declaró Milosevic a la revista serbia Novosti. "Me metía debajo de la mesa y me pasaba horas dibujando en la parte inferior, o en las puertas y paredes. Me daban insistentemente hojas de papel, libros para colorear y cuadernos, pero me atraían las zonas grandes y extrañas".

Kika no tardó en apasionarse por los murales, y a los 11 años creó el primero, un pájaro de tamaño natural y un coyote con un lápiz de grafito. Hasta que se graduó en el instituto, siempre entretenía a sus compañeros con sus sorprendentes obras de arte. Pero nunca llegó a estudiar arte en la universidad.

Al convertirse en madre muy pronto, Mirjana dejó de lado su pasión durante un tiempo, y solo volvió a ella por su hijo. Empezó a dibujar murales de héroes de Disney y se hizo una carrera trabajando bajo el seudónimo de Supermama. Se convirtió en una popular muralista infantil, con trabajos por encargo tanto en Serbia como en el extranjero. Pero no pudo hacerlo durante mucho tiempo...

Trabajar con pesados botes de pintura, andamios y dibujar en posiciones extenuantes pasó factura al cuerpo de Kika, que sufrió una hernia discal muy pronto. Esto puso fin a su carrera como muralista, pero le abrió una nueva puerta. Su marido habilitó una habitación en su casa donde podía pintar las caras de los niños sin esforzarse demasiado, y así fue como descubrió el arte de la pintura corporal que con el paso del tiempo le ha hecho convertirse en una referente en las redes sociales.