EPIK

Espacio

Este Doctor en Física te ayuda a entender la noticia sobre los indicios de vida en Venus

Javier Santaolalla, uno de los youtubers científicos de referencia, explora en su último vídeo una de las noticias del 2020.

Este Doctor en Física te ayuda a entender la noticia sobre los indicios de vida en Venus

Si 2020 no tenía ya motivos para sorprendernos, este lunes nos hemos levantado con la noticia del descubrimiento por parte de científicos de posibles indicios de vida en Venus. Cómo te quedas.

Los titulares han inundado en pocas horas las redes sociales y los medios, pero el descubrimiento, por parte de científicos del observatorio de Maunakea en Hawaii y ALMA en Chile, tiene que ser bajado a Tierra.

El youtuber y Doctor en Física de Partículas Javier Santaolalla es uno de los divulgadores con más experiencia en Youtube, y en su último vídeo ha explicado el descubrimiento hablando además con el astrónomo Sergio Martín, investigador de ALMA.

De forma sencilla, Santaolalla cuenta que lo que se ha descubierto en Venus es la presencia de fosfina en la atmósfera de Venus, una molécula muy sencilla de fósforo e hidrógeno venenosa y que "huela a ajo", pero lo importante, es que en la cantidades encontradas en Venus solo pueden explicarse en relación a la existencia de vida.

En otras palabras, se trata de un biomarcador.

¿Significa esto la existencia de vida en Venus? No como tal, pero sí que es un indicador importante. Eso sí, se trataría en principio de vida microbiológica, no esperes encontrarte Venusianos como los de las películas de los años 50.

La superficie de Venus de hecho es bastante inapropiada para la vida, con temperaturas que superan los 400 grados y un efecto invernadero colosal. Eso sí, a 50 kilómetros en su atmósfera, las temperaturas se asemejan más a las de la Tierra, y ahí es donde podría existir estas pequeñas formas de vida microscópicas.

Martín comenta al final del vídeo que el siguiente paso debería ser el envío de alguna misión dotada de elementos de medición para poder constatar esta presencia de seres microscópicos, pero a fin de cuentas vivos, algo que sería sin lugar a dudas el gran descubrimiento de lo que llevamos de siglo.