EPIK

EE.UU.

Piden cambiar estatuas de antiguos esclavistas por otras de Mothman en Estados Unidos

El críptido ser hombre-polilla ya tiene una estatua en Point Pleasant. Ahora esta ide ha surgido de forma sarcástica ante la negativa a retirar estatuas de personas relacionadas con el esclavismo.

Piden cambiar estatuas de antiguos esclavistas por otras de Mothman en Estados Unidos

Estados Unidos lleva unas semanas de mucha alteración por las manifestaciones a causa de la muerte de George Floyd. El racismo que sigue quedando en la sociedad ha provocado la creación de cierto movimiento que pide retiarar todas las estatuas que existen de antiguos esclavistas.

El problema para algunos es que el debate es muy amplio, ya que los padres fundadores del país proceden de la época pos-colonial en la que el esclavismo estaba a la orden del día. Sin embargo, sí que parece que se ha conseguido cierto consenso para con otros personajes históricos del antiguo bando confederado, defensores de mantener el esclavismo durante la Guerra de Ceseción o Guerra Civil Norteamericana.

Eso sí, lo que han propuesto algunos ahora en todo sarcástico, acaba de dar una vuelta al tema que no esperábamos.

En Virginia Occidental un grupo de está proponiendo que las estatuas de antiguos esclavistas sean sustituídas por la de Mothman: el críptico hombre-polilla cuyas supuestas apariciones forman parte del misterio, pero que ya cuenta con una estatua en el Estado situada en el municipio de Point Pleasant.

"Quiero que nuestra comunidad supere las probabilidades, y el Hombre Polilla puede encarnar ese espíritu porque es nuestro. Es un símbolo de algo más grande", dice Jay Sisson, un maestro de 30 años que de Virginia Occidental y promotor de la idea a la revista MEL.

Para muchos habitantes de Virginia Occidental, el Hombre Polilla tiene más importancia que cualquier general de la Confederación. De hecho, la leyenda se originó en el pueblo de Point Pleasant, cuando los lugareños vieron una "criatura pájaro del tamaño de un hombre" antes del colapso de un puente en 1967 que mató a 46 personas.

Ese fue el comienzo de la leyenda. Se culpó al Hombre Polilla y se le consideró retroactivamente como un mal presagio que presagiaba el desastre. A partir de ahí, la historia del Hombre Polilla se extendió por todo el país y se convirtió en una especie de leyenda urbana.

Como el Hombre Polilla siguió apareciendo en torno a los grandes desastres (por ejemplo, los atentados con bombas en apartamentos de Rusia en 1999) y atrajo el interés de Hollywood (por ejemplo, tiene una película protagonizada por Richard Gere y Laura Linney), los habitantes de Virginia Occidental aceptaron oficialmente a este ser alado como parte de su cultura.

Point Pleasant celebró el primer Festival del Hombre Polilla en 2002, inauguró una estatua metálica de Mothman de dos metros. Y ahora, en 2020, abogan por que sea este personaje el que reemplace a las nueve estatuas confederadas que quedan en el estado.