EPIK

Lo más curioso

La NASA no confirma la teoría de la existencia de un posible universo paralelo

El bulo, que no ha parado de circular por las redes sociales, aseguraba que la NASA tenía evidencias de un posible universo donde el tiempo iba hacia atrás.

La NASA no confirma la teoría de la existencia de un posible universo paralelo

Sin duda, uno de los bulos con mayor recorrido durante las últimas semanas en redes sociales y que ha tenido cabida en varios medios de comunicación, incluido este, donde hemos tenido que rectificar la información al no encontrarse evidencias de tal descubrimiento. Y es que según se comentó, un equipo de científicos financiado por la NASA, estuvo trabajando con un instrumento capaz de detectar rayos cósmicos de energía ultra alta que puedan impactar contra la superficie de la Tierra. El descubrimiento derivaría en una teoría sobre la posible existencia de un universo paralelo donde el tiempo va hacia atrás que pondría en jaque las leyes de la física que hasta ahora conocemos.

La Universidad de Hawái, lugar donde el líder de esta investigación ejerce como profesor, asegura que este grupo de científicos ha examinado más de un millón de kilómetros cuadrados de la Antártida para corroborar esta teoría. Durante la investigación han detectado un “constante viento” de partículas con alta energía que provienen del espacio y que son muchísimo más poderosas que las que se generan en nuestro planeta. Estas partículas son amparadas por la masa sólida de la Tierra que generan a su vez ondas potentes ondas de radio que rebotan sobre el hielo de la Antártida y que ANITA es capaz de detectarlas. “Se asemejan a una lluvia de rayos cósmicos al revés”, explican desde el centro universitario.

“Lo que vimos es algo que se parecía a un rayo cósmico, como se ve en el reflejo de la capa de hielo pero no se reflejó. Era como si el rayo cósmico hubiera salido del hielo mismo. Algo muy extraño”, asegura Peter Gorham, investigador principal de ANITA y físico experimental de partículas en la Universidad de Hawái. Este descubrimiento entra en tensión bastante fuerte con el modelo estándar de física. Puede ser el descubrimiento de algún tipo de física nuevo”, sentencia.

El investigador niega este hallazgo

Nada más lejos de la realidad. Peter Gorham, investigador al que se le atribuye este descubrimiento, sí es profesor de física de la Universidad de Hawaii y dirige una investigación que cuenta con fondos de la NASA pero sus teorías nada tienen que ver con este bulo que circula por Internet. Tal y como asegura, su equipo nunca ha desarrollado teorías en torno a esta idea de un posible universo paralelo; ni siquiera tienen información suficiente sobre el tema como para afirmar tal cosa.