EPIK

Series

Netflix estrena 'The Eddy', una miniserie musical del director de 'La La Land'

Damien Chazelle vuelve a homenajear a la música con 'The Eddy', un drama ambientado en el París contemporáneo multicultural.

Netflix estrena 'The Eddy', una miniserie musical del director de 'La La Land'

Damien Chazelle se ha hecho mundialmente famoso por sus ficciones musicales. Y no es que no hayamos visto decenas de veces la música como guía de las películas, pero su particular forma de crear arte a través de partituras y personajes que amamos y odiamos a partes iguales consiguen generar un mundo propio en cintas como 'Whiplash' o 'La La Land'.

Esta vez, junto a Jack Thorne ('The Fades' o 'La Materia Oscura'), el director apuesta por una miniserie llamada 'The Eddy' que, por supuesto, mantiene la línea musical a la que nos tiene acostumbrados. El cineasta vuelve a hacer una oda al jazz, pero esta vez se aleja del territorio estadounidense para adentrarse en uno de los lugares preferidos por el cine que quiere adentrarse en el arte: París. Concretamente, el París contemporáneo multicultural.

Las imágenes que ofrece Netflix antes del visionado ya nos avisan de que la serie va a tener una visión más personal que las producciones que solemos ver en la plataforma. En él vemos al protagonista de espaldas, en plano secuencia y dirigiéndose al club de jazz que pone nombre a la serie: 'The Eddy'. Según vemos en la sinopsis, el protagonista es el dueño del club, pero se verá mezclado con unos peligrosos criminales y tendrá que luchar por proteger el negocio, su banda y su hija adolescente.

Chazelle vuelve a recorrer el jazz, pero tal y como hizo en sus dos películas más famosas, no lo hace para que solo interese a los eruditos del género; su nueva obra vuelve a ser para todos los públicos, fans o no del jazz, e incluso para fanáticos o no de la música. Aunque, como bien dijeron en 'Una historia casi divertida' (2010), a quién no le gusta la música. "¿Te gusta la música?", le preguntaba Craig, un adolescente con depresión, a Noelle, que se encontraba en el mismo centro psiquiátrico. "¿Te gusta respirar?", le contestaba ella.