EPIK

Cine

¿Qué significa el final de 'El hoyo', la película que ha arrasado en Netflix?

Hacemos un repaso a las teorías y explicaciones sobre el final de 'El hoyo', la película española de ciencia ficción que ha entretenido a miles de españoles en la cuarentena.

¿Qué significa el final de 'El hoyo', la película que ha arrasado en Netflix?

'El hoyo' mantiene a los espectadores con la mirada fija en la pantalla, impacta a todo aquel que se atreva a verla e incluso logra que le piquen los ojos. Lo que no hace tan bien (seguramente, queriendo) es dejar un final cerrado y comprensible.

Por ello, en Epik hemos ahondado en el asunto para calmar la curiosidad y el desconcierto de los que se hayan quedado con cara de susto tras el visionado: ¿Qué explicaciones y teorías hay sobre el final de 'El hoyo'?

'El hoyo', ciencia ficción con lectura política

Para empezar, te advertimos que, naturalmente, habrá 'spoilers' a partir de aquí. Tras este aviso comenzamos a analizar lo que está presente en todo el transcurso de la película dirigida por Galder Gaztelu-Urrutia: un discurso político que se camufla en una metáfora.

Durante la angustiante hora y media de cinta, solo vemos un sótano con un número desconocido de niveles, una plataforma con comida para todos y una clara diferenciación de clases. Los de arriba se deleitan cada día con un buen manjar sin importarles en absoluto lo que dejen para los que se encuentran en niveles inferiores.

Los de abajo, por su parte, se comen los restos de los privilegiados y su voz es muda para los niveles que están por encima de ellos. Para los que se encuentran a sus pies, sin embargo, sí tienen cierto poderío (aunque a base de amenazas): pueden escupirles en la comida o incluso dejar un 'regalo' más desagradable que la saliva. "Los de arriba nunca escuchan porque están arriba. No escuchan a los comunistas", le explica varias veces Trimagasi (Zorion Eguileor) a Goreng (Iván Massagué).

La administración, la encargada de emplatar los menús preferidos de los encerrados y dejarlos a su suerte, es un ente desconocido al que nadie sabe cómo llegar; no hay comunicación entre los líderes y los que luchan por sobrevivir en el sótano. Eso sí, si has trabajado con ellos y acabas entrando en el hoyo, tienes privilegios: Imoguiri (Antonia San Juan) pudo elegir a su compañero de celda.

¿Qué significa el final de la película?

Trimagasi representa el individualismo, el acomodarse e intentar sobrevivir de la mejor manera posible en un sistema social cruel y el consumismo tan típico del capitalismo (recordemos por qué había comprado ese cuchillo). Pero siempre hay alguien que quiere cambiar el mundo. Goreng representa al luchador, al generoso que es capaz de sacrificar los privilegios que le ofrece la plataforma número seis para alimentar a los de abajo y lanzar un mensaje a los de arriba.

Eso sí, Goreng sabía que el transcurso no iba a ser un camino de rosas. Acompañado de armas improvisadas y de Baharat (Emilio Buale), reparte la comida como si del mismo mesías se tratara en un intento por convencerles (a veces mediante el diálogo y otras mediante la fuerza) de que se puede producir un cambio.

Cuando llega abajo, completamente derrotado, no encuentra lo que esperaba: en el fondo del todo hay una niña que, sorprendentemente, parece intacta a pesar de encontrarse en el nivel más inferior del hoyo. Es entonces cuando la panna cotta, que había sobrevivido 333 plataformas, pasa de ser el mensaje principal a convertirse en alimento para la pequeña; ella es la verdadera mensajera. 

Que la niña estuviera perfecta a pesar de haber pasado semanas sin comer solo es otra metáfora política: a pesar de que el sistema esté corrompido, aún hay esperanza. La nueva generación es la que tiene capacidad de ver la realidad desde fuera y cambiar el sistema social, por lo que es ella la que tiene que subir en la plataforma y convertirse en un símbolo del cambio.

Si te sigues preguntando por qué Goreng prefiere quedarse en esas siniestras sombras junto a Trimagasi y el resto de alucinaciones que cada vez le atormentan más, también hay una explicación: él ya está muy viejo para formar parte de ese cambio. El protagonista ha servido de ayuda, pero lleva demasiado tiempo viviendo las consecuencias de un sistema gobernado por la tiranía; los jóvenes son la resistencia a esta humanidad, son puros, inocentes, aún pueden generar ese cambio.

Ya lo decía Cervantes en 'Don Quijote de la Mancha', el libro que el protagonista decidió llevar consigo los seis meses que permanecería en el hoyo: "El grande que fuera vicioso, será vicioso grande y el rico liberal será un avaro mendigo. Que al poseedor de las riquezas no le hace dichoso tenerles, sino gastarlas. Y no el gastarlas como quiera, sino saberlas bien gastar".