EPIK

Bonilla a la vista

Galicia está de moda: estas patatas triunfan en los Oscar por su aparición en 'Parásitos'

'Parásitos', la gran ganadora de los Premios Oscar, incluye las patatas fritas 'Bonilla a la vista' en varias escenas de la película.

Galicia está de moda: estas patatas triunfan en los Oscar por su aparición en 'Parásitos'

Todos hablaban de 'Parásitos' y de sus numerosas nominaciones a los Premios Oscar, pero nadie esperaba que una película surcoreana se llevara los principales galardones del cine estadounidense a mejor película, mejor director y mejor guion original. Lo que no todos saben es que España tiene un hueco en la famosa película. Concretamente, el territorio gallego. Y, más concretamente, unas patatas fritas llamadas 'Bonilla a la vista'.

Lo más curioso es que César Bonilla, el dueño de las patatas de La Coruña que sigue liderando el negocio familiar a sus 87 años, ha declarado que no sabían nada de este emplazamiento publicitario hasta que se enteraron por el boca a boca cuando la película ya se había estrenado en España.

Y claro, entre la popularidad de 'Parásitos' y la aparición que las patatas han tenido en la película de Bong Joon-ho, la empresa coruñesa ha duplicado su producción. Desde hace dos semanas, la venta online en nuestro país ha incrementado un 150%, según revela Diego García, el encargado del departamento de Marketing.

Parece ser que el negocio de Arteixo, que lleva en pie desde 1932, tiene un futuro prometedor: acaban de aumentar su plantilla un 10% y prevén que el éxito de Bonilla a la vista siga en auge.

Bonilla a la vista, un éxito en Corea del Sur desde 2016

Las patatas fritas, que son conocidas en Galicia como acompañantes de una cerveza fría en los bares norteños, llevan comercializándose en Corea del Sur desde 2016.

Según señalan en La Voz de Galicia, en cuanto aterrizaron en Seúl por primera vez consiguieron agotarse en dos horas. Desde entonces, la producción llegó hasta tal punto que actualmente el 10% va destinado al país asiático.

"En el 2013 empezamos a trabajar con el Reino Unido y Estados Unidos, que son mercados que pensamos que nos podían funcionar", señalan fuentes de la compañía. "Pero el éxito total llegó tres años después gracias a un distribuidor coreano que se puso en contacto con nosotros porque quería importar patatas fritas y estaba indagando sobre cuál le interesaba más", concluyen.

Solo hace falta buscar #Bonillaalavista en redes sociales para descubrir a decenas de coreanos disfrutando de este aperitivo. Eso sí, mientras en España nos las comemos de la bolsa para matar el gusanillo, los asiáticos se las toman de unas latas, mezclándolas con curiosas salsas y cogiéndolas con palillos.

Ver esta publicación en Instagram

#BonillaalaVista #potatochips 終於吃完這桶了!

Una publicación compartida de Wan Ting Liao (@esmeliao) el