EPIK

Feminismo

Esta campaña insta a los hombres a que reaccionen a los comentarios machistas

"Para parar la violencia machista, di lo que piensas", señala la nueva campaña del Ayuntamiento de Barcelona.

Esta campaña insta a los hombres a que reaccionen a los comentarios machistas
@bcn_ajuntament Twitter

Quedarse mirando ya no es una opción en el mundo feminista. Si alguno de tus amigos suelta un comentario machista, actúa. Tal y como señala el Ayuntamiento de Barcelona en su nueva campaña, "para parar la violencia machista, di lo que piensas". Solo entonces el susodicho se dará cuenta de que su actitud es motivo de asustar a las mujeres.

El Ayuntamiento de Barcelona ha lanzado esta campaña en un vídeo publicado en sus redes sociales con el hashtag #ElPresenteEsFeminista:

Para concienciar a los espectadores, el clip tiene un final triste e inesperado. "Madre mía, vaya pibonaco. ¿Qué haces tan sola? ¿Quieres que te acompañe o qué?", grita uno de los dos amigos que aparecen en el vídeo. Su amigo se ve a sí mismo diciéndole lo que piensa: "¿Cómo va a querer que la acompañes? ¡La has asustado, joder! (...) Das asco. Y miedo". Sin embargo, lo que sonaba tan acertado en su cabeza no ha salido en palabras. Simplemente, lo ha imaginado y, finalmente, el amigo corre hacia la chica.

Una campaña argentina lanzó el mismo mensaje hace un año

En noviembre del 2018 la Fundación Avon Argentina publicó un vídeo en el que transmitía el mismo mensaje: "Si tienes algún amigo que lo hace, frénalo. No te quedes callado". La campaña en cuestión, al contrario que la del Ayuntamiento de Barcelona, sí terminaba bien para ambos: con un creíble diálogo, el amigo convence al que ha soltado el comentario machista de que su actitud es inapropiada.

¿Qué, depende de cómo se viste que puede ir por la calle tranquila o no?", le pregunta cuando su amigo comenta que está "regalada" por llevar ropa demasiado atrevida. "No entiendo, ¿te divierte que se asuste?", continúa. ¿Qué sos, un animal que no te podés controlar?", concluye. "No, no, te entendí", contesta el otro avergonzado.