EPIK

Comida

Islandia es de los pocos países sin McDonald's: así está la última hamburguesa que se vendió

El país hace 10 años que no cuenta con tiendas de la cadena, pero conservan su última hamburguesa.

Islandia es de los pocos países sin McDonald's: así está la última hamburguesa que se vendió

Islandia se convirtió en uno de los pocos países del mundo sin McDonald's cuando, a finales de octubre de 2009, hace diez años, la crisis económica que sufrió el país insular obligó a la cadena a cerrar los tres restaurantes que tenía.

Desde entonces, los islandeses han vivido sin McDonald's, pero antes de su cierre, un paisano llamado Hjortur Smarason decidió comprar el último pedido posible. Pero no para degustar su recuerdo, sino para comprobar una de las mayores leyendas urbanas sobre estas hamburguesas: que no se descomponen nunca.

Primero Smarason lo dejó con su propia bolsa en el garaje de su casa durante tres años. Después, al ver que la hamburguesa aún seguía más o menos bien, ofreció mostrarla a varios museos de Islandia. De ahí pasó a un museo, y finalmente al Snotra House, un albergue en Thykkvibaer en el sur de la isla, donde se sigue enseñando dentro de una urna de cristal casi como una obra de arte.

La hamburguesa cuenta con su propia cámara de streaming para que la gente pueda ver minuto a minuto como se va descomponiendo. O no, porque lo cierto es que tanto el pan como la carne y las patatas solo han perdido algo de color.

McDonald's ha comentado sobre este y otros experimentos que sus productos, al igual que cualquier comida, tiende a descomponerse, pero que ante una falta de humedad como puede proporcionar la urna, hace que no crezca el moho y las bacterias que pueden descomponerla.