EPIK

Breaking Bad

Aaron Paul desvela el final original que iba a tener 'El Camino'

El actor que da vida a Jesse Pinkman ha confesado que el final de la secuela de 'Breaking Bad' tenía otro destino

Aaron Paul desvela el final original que iba a tener 'El Camino'

Por fin tenemos la esperadísima película secuela de 'Breaking Bad' en Netflix, pero a pesar de que se hayan calmado las noticias y los misterios sobre su estreno, seguimos recibiendo noticias de la mítica serie. Solo tres días después de su lanzamiento, Aaron Paul, actor que da vida a Jesse Pinkman, ha confesado que el final orinal de 'El Camino' iba a ser algo distinto.

Atención: a continuación encontrarás spoilers de 'El Camino'

A pesar de que la serie de 'Breaking Bad' acabara, aparentemente, de manera positiva para Jesse Pinkman (por fin era libre del secuestro y la tortura a la que le había sometido el grupo de neonazis), aún quedaban muchas dudas por disipar: se había escapado en coche, ¿pero conseguiría escabullirse de la policía siendo uno de los criminales más buscados de Alburquerque? Y, en tal caso, ¿sería capaz de liberar los fantasmas de su pasado?

Jesse se merecía un final mejor que el que le dejó Vince Gilligan en la serie. Walter White tuvo un final por todo lo alto, pero muchos queríamos saber lo que deparaba al socio al que el famoso Heisenberg le destruyó la vida. En la película vemos cómo Jesse consigue su "sueño": ser libre en Alaska después de que Ed (interpretado por Robert Forster, que casualmente falleció el mismo día del estreno de la película), le construyera una nueva identidad.

Un final parecido, pero con una voz en off incluida

Justo antes de despedirse de Ed, vemos cómo Jesse le entrega una carta dirigida a Brock, el hijo de su exnovia Andrea (a la que asesinó Todd). Imaginamos que la carta era para despedirse del crío y para calmar la culpabilidad que sentía por haber arruinado su familia.

Sin embargo, el guion original, según ha desvelado Aaron Paul en 'The Wrap', iba más allá: la escena en la que vemos a Jesse en el coche iba a acabar con una voz en off que leyera la carta dirigida a Brock. Sin embargo, Vince Gilligan decidió mantener algo de misterio y dejar que el espectador imaginase lo que quisiera.