EPIK

Deportes raros

Buzkashi: el macabro 'deporte' donde la pelota es una cabra decapitada

El buzkashi se considera deporte nacional en Afganistán y otros países de Asia Central. En los últimos años se ha regulado para ser menos sangriento, si es que puede serlo.

Buzkashi: el macabro 'deporte' donde la pelota es una cabra decapitada

Diez jinetes por equipo, todos con látigos que no exclusivamente puede usar solo para azotar a sus caballos, un campo que viene a ser como dos canchas de fútbol y en medio, el cadáver de una cabra decapitada a la que también han amputado dos de sus extremidades. Ese es el paisaje del Buzkashi, un 'deporte' que es considerado disciplina nacional en Afganistán.

El objetivo de los dos equipos es coger a la cabra muerta y llevarla hasta su zona de puntuación, una especie de círculo al que se llama 'zona de la Justicia'. El Buzkashi y su variante del kokpar se práctica en otros países de Asia Central como Uzbekistan o Kirguistán, y se cree que fue ideado por tribus nómadas remontándose al siglo V.

Se desconoce en concreto su origen, atribuyéndose a pueblos nómadas turcos, tribus divididas de los mongoles que lo trajeron desde oriente, o si fue una invención de los escitas. En cualquier caso, lo llamativo es que apenas haya evolucionado a pesar de su crueldad.

Normas modernas intentan volverlo menos violento

En los últimos años las Federaciones Olímpicas de los países donde se practica han hecho intentos por frenar su violencia. Actualmente hay un árbitro -antes no-, está prohibido pegar intencionalmente a otro jinete -antes tampoco- y se limita algo el uso del látigo no solo con los caballos, sino contra jugadores contrarios -antes iba a latigazo limpio también entre ellos-.

Todo esto convierte esta actividad ecuestre en uno de los considerados deportes más brutales del mundo, donde antaño era habitual que se formaran peleas, pisotazos de caballlos dirigidos por jinetes hacia contrarios que habían caído al suelo, y en resumen, una barra libre de sangre.

Lo curioso es que durante el régimen talibán en el país, el deporte fue prohibido, pero tras su caída el actual régimen considerado más avanzado lo ha vuelto a instaurar. Eso sí, con ya alguna normas como hemos dicho antes, pero se sigue usando como 'pelota' una cabra.

La barbarie del buzkashi eso sí no es un producto exclusivo de Asia Central. Al parecer a los humanos nos ha parecido bien patear animales vivos o muertos en distintas culturas y momentos de la historia. Por ejemplo, en Argentina sigue estando protegido el juego del 'Pato', llámado así porque se jugaba con un ánade vivo también entre jinetes, hasta que a mediados del siglo pasado se reguló que se hiciera ya con una pelota de cuero.