EPIK

Visto en Redes

La imagen que demuestra que en las bodas ajenas es mejor no hacer fotos con el móvil

Mejor no captar a los protagonistas en ese momento que quiere ver todo el mundo, porque que te estés cargando sus recuerdos.

La imagen que demuestra que en las bodas ajenas es mejor no hacer fotos con el móvil

Estamos acostumbrados a hacer miles de fotos con el móvil. Y no está mal que sea así, a fin de cuentas, es la ventaja de llevar una cámara siempre con nosotros. Pero más allá de que acabemos con cientos de imágenes repetidas o sin valor que no sabemos ni almacenar y que no valoramos, existe otro problema: no saber cuando esa vocación fotográfica interrumpe algo.

Una fotógrafa de bodas de nombre Hannah Mbalenhle ha compartido en Facebook dos imágenes. Ella estaba contratada por una pareja para hacer las fotos de su ceremonia, pero cuando estaba captando el momento en el que la novia entra por el pasillo de la iglesia con su padre, una invitada decidió colar el teléfono y arruinar su disparo.

Sus palabras, firmadas en nombre de todos los fotógrafos de boda, fueron las siguientes en la publicación de Facebook:

A la chica con el iPhone ...

No solo arruinaste mi foto, sino que te llevaste ese momento del novio, el padre de la novia y la propia novia. ¿Qué planeas hacer exactamente con esa foto? Honestamente. ¿Vas a imprimirla? ¿Guardarla? ¿La miras todos los días?

No, apuesto que no. Pero mi novia habría imprimido esa foto, la habría mirado a menudo y recordado este momento mientras su padre la acompañaba por el pasillo el día de su boda. En su lugar, tú querías tomar una foto con tu teléfono, bloquear mi vista y tomar una foto que no usarás.

Invitados, dejen de ver las bodas a las que asisten a través de una pantalla, y en vez de eso, apaguen el teléfono y disfruten de la ceremonia. Ustedes son importantes para los novios, de lo contrario no estarían asistiendo a la boda. Así que, por favor, dejen hacer nuestro trabajo, y simplemente siéntense, relájense y disfruten de este momento único en la vida.

Sinceramente, Los fotógrafos de boda