EPIK

Viral

¿La carrera más difícil de España? Así luce su orla.. ¡Con solo tres alumnos!

La complejidad de las distintas asignaturas que forman el grado hacen que solamente tres alumnos hayan conseguido el objetivo de graduarse este curso.

¿La carrera más difícil de España? Así luce su orla.. ¡Con solo tres alumnos!

Increíble pero cierto. Agustín Téllez, Rafael Hormigo y Verónica Vigaray son los únicos alumnos que han conseguido graduarse durante la promoción 2015/19 correspondiente a la carrera de Ingeniería de Computadores de la Universidad de Málaga. Aunque lo parezca, no son los únicos alumnos de este grado pero sí los que han logrado completar los cuatro cursos.

“¿Es la carrera más complicada de toda España?”, es lo que se preguntan muchos de los usuarios de las redes sociales al viralizarse esta orla tan curiosa. La realidad es que esta ingeniería cuenta con 60 plazas y una nota de corte muy accesible: un cinco. Sin embargo, la mayoría de sus alumnos abandonan la carrera durante el primer año.

Vigaray confiesa que cuando se matriculó hace seis años era la única chica que formaba parte del alumnado de este grado. Además la recién graduada de 31 años cuenta: “He tenido compañeros que después han decidido cambiarse a otro gado, otros han empezado a trabajar y han decidido no terminar la carrera.

Por su parte, Hormigo explica que esta Ingeniería de Computadores no es tan complicada como se ve aunque sí que necesita de mucha dedicación y trabajo. “La gente que puede entrar a software o informática tienen notas de 9 y deciden entrar en computadores que tiene un 5. Se cambian de grado cuando pasa un año porque las asignaturas son las mismas en primero y segundo”, concluye. El tercer graduado, de 44 años, se ha sacado la carrera en dos años mientras trabaja y es padre de dos niños.

La falta de alumnos en esta promoción ha beneficiado a sus tres graduados. A sus 22 años, Hormigo cuenta que ha logrado sacarse curso por año y a expensas de entregar su Trabajo de Fin de Grado, el alumno ya ha recibido ofertas de trabajo sin ni siquiera haber echado curriculums.