EPIK

'Years and years'

HBO lanza su propio 'Black Mirror' con una serie futurística demasiado probable

'Years and years' consigue hacernos creer un futuro espantoso desencadenado por tensiones políticas y unas tecnologías que se nos van de las manos

HBO lanza su propio 'Black Mirror' con una serie futurística demasiado probable

Después de que HBO estrenara la última temporada de 'Juego de Tronos' muchos avanzaban que la plataforma perdería muchos suscriptores. Sin embargo, HBO se ha puesto las pilas a pesar de que su producción más popular haya acabado: los espectadores han recibido con júbilo el estreno de la tercera temporada de 'El cuento de la criada' y el público más seriéfilo no para de hablar de 'Chernobyl'. Y, por si fuera poco, la plataforma se ha vuelto a coronar con uno de sus últimos lanzamientos: 'Years and years'.

Para alimentar el morbo que nos genera un posible futuro espantoso más cercano de lo que parece y para superar la decepción que nos ha dejado el estreno de la quinta temporade de 'Black Mirror', HBO ha lanzado 'Years and years', una serie futurística producida por la BBC centrada en lo que podría degenerar la política que nos rodea actualmente.

Lo que más terror nos da de la serie es que consigue despertarnos la sensación de que todo lo que ocurre en la ficción podría empezar a ocurrir en la realidad esta misma noche. Lo hace a través de una trama que narra la historia de la familia Lyon a lo largo de quince años de la sociedad británica que se vuelven convulsos por los cambios políticos y tecnológicos. Entre los actores principales destacan la gran Emma Thompson o Rory Kinnear, protagonista del primer capítulo de 'Black Mirror'.

Las paradojas que nos deja 'Years and years' con la vida real no son difíciles de ver. Cada uno lo puede interpretar a su manera, pero hay un hueco para todas las tensiones políticas actuales: la independencia de Catalunya, las tensiones entre Estados Unidos y China o la crisis de los refugiados. Todo podemos verlo hecho trizas en esta nueva serie aclamada por la crítica.