EPIK

Lo más curioso

¿Son puntuales en Japón? ¿Y en Rusia? Estas ilustraciones nos lo cuentan

¿Son puntuales en Japón? ¿Y en Rusia? Estas ilustraciones nos lo cuentan

Mr. Gamez

Las ilustraciones de Mr. Gamez desvelan el sentido de la puntualidad de 15 países del mundo

Se podría decir que el mundo está dividido entre dos tipos de personas: los puntuales y los impuntuales. Pero dentro de cada país hay distintas costumbres sobre la puntualidad. Mientras en algunos como Japón o Alemania está realmente mal visto, en otros como México o Arabia Saudí no es de mala educación llegar unos minutos tarde.

El ilustrador Mr. Gamez ha investigado sobre el tema y ha recopilado la información en unas divertidas infografías:

Corea del Sur

La puntualidad es importante para los surcoreanos. De hecho, llegar tarde es una falta de respeto, según señala Mr. Gamez en la ilustración.

Malasia

Llegar tarde está tan aceptado que no tienes ni que disculparte. Si dices alguien dice que se retrasa cinco minutos, seguramente sea una hora. El paraíso para los tardones y el infierno para los puntuales.

China

Se acepta la impuntualidad siempre y cuando no te retrases más de diez minutos.

Japón

Como esperábamos, los reyes de la puntualidad. Un solo minuto de tardanza ya es considerado impuntual en la cultura nipona.

Alemania

Pero si hay alguien que gane en puntualidad son los alemanes. No es solo que lleguen puntuales, es que lo normal es llegar incluso diez minutos antes de la hora pactada.

México

¿Llegar 30 minutos tarde a una reunión? No supone un problema para los mexicanos.

Brasil

En el país sudamericano ocurre algo curioso: la puntualidad no es común a no ser que alguien use la frase 'English time'.

Arabia Saudí

La puntualidad no es estrictamente importante en Arabia Saudí. Eso sí, mirar el reloj durante un evento está considerado una falta de respeto.

Rusia

Mientras la paciencia es importante en la cultura rusa, la puntualidad no lo es.

En la web de Mr. Gamez encontrarás la infografía completa con más países. España no aparece en la lista, pero tampoco hace falta que nos informen de que la puntualidad no es nuestra cualidad estrella.