EPIK

Fotografía

Este fotógrafo muestra cómo ha cambiado su ciudad tras el paso del Estado Islámico

Este fotógrafo muestra cómo ha cambiado su ciudad tras el paso del Estado Islámico

La ciudad de Mosul, al norte de Irak, fue ocupada durante tres años, dejando destruidas sus calles y monumentos.

Un fotógrafo en la ciudad iraquí de Mosul ha contrapuesto fotos antiguas y postales de su amada ciudad natal con las escenas de destrucción que quedan después de la ocupación de la ciudad por el Estado Islámico.

Mosul, al norte de Irak, fue ocupada por el Daesh en 2014 y su liberación no llegó hasta 2017 con la intervención de las tropas gubernamentales durante una larga batalla. Como en otras zonas, el Daesh ha destacado por destrozar todo el patrimonio cultura que no fuera islámico, que en el caso de Mosul era inconmensurable, ya que esta ciudad está levantada sobre la legendaria Nínive, una ciudad nombrada en la Biblia y cuna del imperio Asirio.

Akram Abdulwahab Agha, el vecino y fotógrafo de Mosul que ha hecho este montaje, dijo a Storyful que se vio obligado a abandonar la ciuda cuando fue invadida. Dijo que ahora quería documentar los crímenes del Estado Islámico después de ver la destrucción completa sus calles.

Akram usó viejas fotos y postales de Mosul que encontró en una biblioteca que sobrevivió a la guerra. Las fotos muestran los monumentos famosos de Mosul, como el puente Hurrya, Bab al-Tob o el Minarete al-Hadba, el último de los cuales fue volado el 21 de junio de 2017. Agha dice que regresó para revisar su casa en Mosul en 2017, después de que el Estado Islámico fuera derrotado, y que entonces descubrió que su hogar había sido utilizado como base de operaciones del grupo.

Al describir qué había visto la ciudad por primera vez a su regreso, Agha dice que: “todas las calles estaban dañadas y la gente del lugar estaba en shock. Me sentía como un extraño en mi ciudad”. Agha al principio pensó que la vida no volvería a la ciudad otra vez, pero ha cambiado de opinión: "Mosul está de vuelta".