EPIK

90's kids, tenemos que hablar

22 cosas que aprendiste siendo niño en los 90 pero ya no tienes ni idea de hacer

Reconozcámoslo. Dominábamos técnicas propias de la alquimia como el mejunje Art Attack y amasábamos fortunas con nuestros cromos y tazos. Hoy ya no queda nada de eso, pero lo tenemos dentro

22 cosas que aprendiste siendo niño en los 90 pero ya no tienes ni idea de hacer
El cabezón de Art Attack - Youtube

Estamos en periodo de vuelta al cole y puede que ver caminar a los canijos con sus mochilas estos días te haya traído recuerdos de aquellos años en los que todos éramos mucho más hábiles.

Porque sí, para qué engañarnos, los que fuimos al colegio en los noventa desarrollamos varias capacidades especiales para todos los ámbitos de la vida que luego desaprendimos. Sabíamos gestionar nuestros tazos mejor que Amancio Ortega Zara y, al volver a casa, aprendíamos la fórmula del mejunje Art Attack, el engrudo mágico que hoy te serviría incluso para arreglar la pantalla rota del móvil.

Qué ignorantes nos vuelve la edad. Pero no te preocupes, en Epik hemos recopilado varios de esos conocimientos ancestrales que desarrolló nuestra generación. Lo tenemos dentro, solo hay que sacarlo, como si fueras un Super Saiyan o invocando el poder de Prisma Lunar. Ambas fórmulas funcionan, las hemos probado.

Conocimientos Zen para mejorar tu día a día

1. Organizabas las cosas para encontrarlas bien por colores y categorías

Sección de Fichajes en los cromos de La Liga 94-95

2. Ejercicios de destreza mental como hacer una división sin calculadora

(En serio, si eres de letras, prueba a hacerlo poniendo bien los números donde toca)

3. Escribías con buena letra para ordenar mejor tus ideas

Cultura general, música y humanidades

4. Te sabías los nombres de las principales figuras del Renacimiento

5. Tocabas Titanic con la flauta como Dios

6. Con un 6 y 4 podías hacer la cara de tu retrato

(Aunque decir 'la cara de tu retrato' era repetitivo, también demostraba tu capacidad para hacer énfasis en el mensaje que querías transmitir. Eras todo un coach)

7. Te levantabas y lo primero que hacías era aprenderte mil tipos de dinosaurios distintos

8. Eras todo un poeta: “Rebota rebota que en tu culo explota”

Conocimientos para ser el amo de las finanzas y tener un imperio

9. Sabías gestionar tus bienes e invertirlos bien sin trueques arriesgados

10. Eras capaz de montar una megafábrica de seda en una caja de zapatos

Política e Instituciones Públicas

11. No podías salir de clase sin haber elegido delegado (ejem, políticos...)

12. Y también sabías legislación aplicada: “La ley de la botella quien la tira va a por ella”

Eras un manitas, y ahora un inútil que se pelea con el DIY

13. Sabías hacer mil aviones de papel

14. Sabías que el mejunje Art Attack son dos partes de agua y una de cola

(Hoy, como hemos dicho, esta fórmula te podría ayudar a arreglar hasta la pantalla de tu móvil rota)

15. Eras capaz de hacer una plantación con una lenteja y un poco de algodón

Confianza en ti mismo: Eras más atrevido, aunque supieras que había riesgos

16. Por ejemplo, cuando clonabas un Blastoise nivel 100 con el cable link por un Pidgey

17. Vivías al límite cuando la luz de la Game Boy estaba bajita, pero siempre llevabas pilas de repuesto y no tenías miedo a no encontrar ningún maldito enchufe

18. Además, te ponías chándal y eras feliz

Conocimientos propios de la Ciencia Ficción

19. Sabías utilizar un compás o un transportador de ángulos

(Transpondedor de ángulos para algunos, ese elemento que quizá servía para llegar a otra dimensión)

20. Sabías bailar la peonza un millón de veces mejor que lo que jamás bailarás en la discoteca

21. Las chicas erais capaces de aguantar noventa pentatrillones de horas con el Hula Hoop.

Quizá fuisteis la última generación en mantener este récord

22. Y dominabas disciplinas hasta el punto de usarlas a tu favor, como cuando acercabas el termómetro a la bombilla para fingir tener fiebre y no ir al colegio

Artículo realizado con aportaciones de Mateo Navarro, Emilio Sánchez y Raquel Cano.