EPIK

La serie 'Narcos' recuerda a Andrés Escobar

TIROTEADO

La serie 'Narcos' recuerda a Andrés Escobar

La serie 'Narcos' recuerda a Andrés Escobar

El País

La serie de Netflix menciona al colombiano que marcó en su portería en el Mundial '94. En un episodio sin aclarar, acabó tiroteado diez días después

Netflix acaba de estrenar los diez capítulos de la segunda temporada de 'Narcos'. Las andanzas de Pablo Escobar vuelven a enganchar a los ‘serie-adictos’. En torno al minuto 17 del primer capítulo, la serie de Brancato, Newman y Bernard pasa de puntillas por una de los pasajes más espeluznantes de la historia colombiana. El narrador, el agente de la DEA (Drug Enforcement Administration - Administración para el Control de Drogas) Steve Murphy, recuerda la figura de Andrés Escobar.

En la serie, aseguran que el futbolista fue asesinado por dos capos del narcotráfico, los hermanos Gallón Henao, pocos días después de marcar un gol en propia puerta en el Mundial de Estados Unidos, en 1994. En realidad, el ejecutor fue uno de los hombres dirigidos por dichos delincuentes, Humberto Muñoz Castro. El chófer de los hermanos descargó su revólver calibre 38 en el cuerpo de Escobar.

Portada de 'El Colombiano' tras la muerte de Andrés Escobar

Por entonces, las teorias corrieron como la pólvora, sin que hoy en día estén del todo claras las circunstancias del asesinato.Todo empezó en la mejor competición futbolística del planeta. Colombia llegaba al Mundial de 1994 con la etiqueta de favorita bien ganada. Los cafeteros aplastaron un año antes a Argentina en Buenos Aires con una ‘manita’ histórica. Freddy Rincon, Asprilla y Valderrama derribaron a la escuadra de Batistuta, Simeone y Redondo.

Colombia encaró el Mundial de Estados Unidos con el mejor equipo recordado por los aficionados. En 1990, cayeron ante Camerún en octavos. No pretendían caer en el mismo error. Sin embargo, se despeñaron incluso antes. Colombia quedó última en un grupo 'a priori' sencillo. Perdieron el primer partido ante Rumania. Todo estaba en juego ante los anfitriones.

El 22 de junio de 1994, Estados Unidos y Colombia se citaron en el estadio Rose Bowl de Los Angeles. En el minuto 35, las esperanzas sudamericanas se diluyeron. Andrés Escobar, tan ágil como de costumbre, se lanzó para interceptar un centro que llegaba desde la banda izquierda. Al patear el balón, se introdujo en la portería colombiana. Se lamentó, se levantó y siguió peleando. Colombia acabó perdiendo un partido que se torció cuando el 'Caballero de las Canchas' falló al despejar.

Los cafeteros volvieron a Colombia para presenciar cómo Brasil acababa ganando el trofeo. Escobar nunca vio la final de aquel campeonato. Diez días después de la derrota ante Estados Unidos, el 2 de julio de 1994, disfrutaba de vacaciones en Medellín. Había acudido a una discoteca en la que se cruzó con los hermanos Gallón Henao. Tanto dentro como fuera, en el aparcamiento, le increparon a cuenta del gol en propia puerta. Le llamaron “Señor Autogol”, según testigos del suceso.

Un año después del suceso, la familia Escobar concedió una entrevista a la revista Semana. “De acuerdo con los testimonios de personas que vieron el crimen, Andrés estaba en el carro y los hermanos Gallón y Humberto Muñoz se le arrimaron para ofenderlo. Uno de ellos (Juan Santiago) se montó en el carro y le subió el volumen al radio. Luego se bajó y después el chofer de ellos (Humberto Muñoz) se paró en la trompa del carro y empezó a dispararle a Andrés”, indicaron los familiares.

En la misma entrevista, los suyos apuntan a las apuestas como una posible causa del asesinato. “Independientemente de todas las versiones que se han dado, a Andrés lo mataron por el autogol. […] ¿Cómo se justifica que alguien le dé seis tiros a una persona que está sentada en un auto, cuando no hubo ni siquiera agresión física? Pensamos que fue gente que perdió dinero, vieron a Andrés y reaccionaron de esta manera. El único culpable no fue el que disparó”, añaden.

Así, la familia no solo señala al que disparó, sino a sus jefes, que ni siquiera pasaron por la cárcel. El chofer reaccionó cuando uno de los hermanos espetó a Escobar “usted no sabe con quién se está metiendo”. Entonces fue cuando Muñoz tiroteó al futbolista, entonces jugador del Atllético Nacional pero, cuentan periodistas colombianos, a punto de fichar por el AC Milan para sustituir a Franco Baresi. Fue condenado a 43 años de cárcel. Cumplió once.

La historia de Escobar sale a la palestra en el undécimo capítulo de 'Narcos', una de las series estrella de Netflix. El protagonista de la serie comparte apellido con el de esta historia, cada uno a un lado de la misma lacra. Uno fue asesino y otro, víctima. Droga y fútbol como dicen en Colombia, "el más irrompible de los divorcios". Recientemente, Colombia se enfrentó a Estados Unidos en la Copa Centenario, lo que revivió la memoria de Escobar. Los cafeteros vencieron por dos veces, tanto en la fase de grupos como en la pelea por el tercer puesto.

Para que no te pierdas lo más divertido de internet, síguenos en Facebook y en Twitter. También te mandamos lo mejor de Epik a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram!

0 Comentarios

Normas Mostrar