EPIK

VIAJES

Myanmar deporta a un turista español por un tatuaje de Buda

El tatuaje en cuestión se hallaba en la pierna izquierda del turista, lo que no hizo ninguna gracia a un grupo de monjes de la ciudad de Bagán

Myanmar deporta a un turista español por un tatuaje de Buda

Si en vacaciones te entra el gusanillo de viajar a algún lugar exótico, infórmate primero sobre sus leyes y costumbres, para que no te ocurra lo mismo que a este español que decidió pasar sus vacaciones en Myanmar. El visitante se encontraba con su pareja en la ciudad de Bagán, en el centro del país, un enclave turístico con miles de antiguos templos budistas cuando un grupo de monjes denunciaron a las autoridades birmanas que el turista lucía un tatuaje de Buda en la pierna izquierda. La policía no tardó en actuar y deportó a la pareja a la ciudad tailandesa de Chiang Mei, acabando de manera repentina con sus vacaciones en Birmania, según informaron fuentes diplomáticas a Efe.

La razón de la detención puede sonar bastante lejana pero lo cierto es que es un delito según la ley birmana, tal y como explica la web del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en sus recomendaciones de viaje en Myanmar:

Las autoridades pueden denegar la entrada en el país a los extranjeros que lleven imágenes de Buda tatuadas en el cuerpo. Los tatuajes en las extremidades inferiores del cuerpo son considerados especialmente irreverentes. Se han producido casos de detención y deportación de extranjeros, que han sido denunciados una vez en Myanmar, por llevar estos tatuajes y se ha procedido a su detención y deportación del país, e incluso en ocasiones, a su inclusión en una lista para denegarles la entrada en Myanmar, si intentan regresar

Además, según informa este Ministerio "cualquier actitud considerada indecorosa ante una imagen de Buda puede conllevar la detención y el enjuiciamiento" por lo que no se puede vestir dentro de un centro religioso con camisetas de tirantes o pantalones por encima de las rodillas, así como entrar al templo con calzado o calcetines. De hecho, a raíz de este acontecimiento, la web ha tenido que ser actualizada con estas especificaciones.

No es la primera vez que la religión es motivo de polémica en Myanmar. En marzo de 2015, el neozelandés Phil Blackwood fue llevado a los tribunales birmanos por utilizar una imagen de Buda con unos auriculares para promocionar un local nocturno en la ciudad de Ragún en diciembre de 2014. La sentencia, que condenaba a Blackwood a dos años y medio de prisión, fue revocada por el gobierno del país durante una amnistía.

Para que no te pierdas lo más divertido de internet, síguenos en Facebook y en Twitter. También te mandamos lo mejor de Epik a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram!