EPIK

ANTES QUE POKÉMON GO

Ash vive en Albacete en Pokémon Iberia

La versión ‘ibérica’ del mítico videojuego es la alternativa patria a Pokémon GO. José Chumillas, un joven alicantino de solo 21 años, es el creador

Ash vive en Albacete en Pokémon Iberia
Pokémon Iberia

Ash Ketchum es un niño ambicioso. Nació en pueblo Paleta, en la región de Kanto. Su único sueño es convertirse en el maestro pokémon más poderoso de todos los tiempos. Para ello, cuenta con la inestimable ayuda de Pikachu, cuyos ataques eléctricos fríen a casi todo aquel que osa a desafiarle. Seguramente, esa historia ya la conocéis casi todos, especialmente los nacidos entre los ochenta tardíos y los primeros noventa.

El relato que no conocéis es el del otro Ash Ketchum, el nacido en Albacete. Ese Ash también es un maestro pokémon, se levanta cada mañana con las mismas aspiraciones y pelea contra viento y marea para terminar venciendo al ‘Alto Mando’. Su aventura no tiene lugar en Kanto, sino en la península ibérica. De Galicia a Murcia y de Barcelona a Lisboa transcurre la aventura de Pokemon Iberia, la versión española del mítico videojuego y saga televisiva japonesa.

Mientras la red se vuelve loca en busca de cada protagonista de Pokémon GO, el juego 'hispano' sigue la tradición de siempre. Esta fantástica idea ha sido ingeniada por un joven de 21 años. José Chumillas, un estudiante del segundo curso de Ingeniería Informática en la Universidad de Murcia, recogió un guante lanzado (¡cómo no!) desde Forocoches. “De coña, empezamos a divagar sobre en qué parte de la península viviría cada pokémon. De ahí salió la idea”, comenta este ‘pokemaniaco’, nacido en Orihuela, que atiende a Epik por teléfono.

El camino de este Ash hispanizado, como el del Quijote, arranca en la Mancha. “Es la zona de España que más me recuerda a Pueblo Paleta”. No faltan los molinos. Después de elegir entre Bulbasur, Squirtle y Charmander (no sin antes encontrarse con Iniesta), el protagonista de esta aventura pone rumbo hacia Murcia. “El jefe del gimnasio es José Antonio Camacho, el que era seleccionador de España… No podía ser otro”, reconoce entre risas. 

Esa misma lógica se desarrolla a lo largo de todo el juego, repleto de gags de todos los colores. En Valencia, plagada de Mercadonas, la popular Rita Barberá es la última frontera de una región que, a diferencia del resto, cobra por los servicios de los centros de salud. Allí también hay que medirse a personajes como Rafa Mora, de la misma forma que en Zaragoza hay que derrotar al secretario de Organización de Podemos, Juan Pablo Echenique. El jefe del gimnasio maño es Labordeta, escudado por los zaragozanos Violadores del Verso. Antes aparece el Pequeño Nicolás, para disfrute de los gamers:

La distribución de los pokémon sigue una norma parecida: “El que tiene forma de palmera, Exeggutor, se puede cazar cerca de lo que sería Elche. Evidentemente, para atrapar un Tauros hay que ir a Pamplona”. La recreación de la capital navarra no excluye su fiesta grande. Cuesta creer que Satoshi Tajiri, creador de los pokémon, imaginase al héroe de su aventura corriendo los San Fermines, con Tauros a la carrera.

“Mi intención no es hacer crítica política, sino elaborar un juego divertido a base de tópicos… El objetivo es reírnos de nosotros mismos”, apostilla Chumillas, ducho en el arte del ‘topicazo’. Los populares son el ‘equipo gaviota’, presentes en Valencia; los socialistas estarán instalados en Sevilla y el ‘comando pantumaker’, con la independencia por bandera, vive en Barcelona. “Ciudadanos y Podemos estarán repartidos por toda España”, reconoce el padre de Pokémon  Iberia, un videojuego que avanza con las sucesivas versiones que Chumillas lanza “cuando no estoy de exámenes”. Al fin y al cabo, se trata de un hobby: "No gano un 'duro' con esto".

Miles de personas se han enganchado a esta versión ibérica del mítico juego, que cuenta con una pequeña comunidad cerrada en Facebook, compuesta por 728 miembros (con muy buen humor; ojo al meme de Metapod). Todos coinciden al señalar que la dificultad es mucho mayor que en el original, una tónica que se repetirá en el remate del juego, la batalla contra el alto mando. “Tengo pensado hacer algo diferente. Habrá famosos, quizá un líder con pokémon de un tipo concreto en particular… Ya lo veremos”.

Mientras el joven alicantino sigue imaginando el futuro de Pokémon Iberia, los usuarios esperan ansiosos cada actualización. “La próxima ciudad es Bilbao... Estará lista a lo largo de este mes”, avisa. Antes, tiene que acabar sus exámenes. Entonces pensará si el próximo entrenador sale de un mercadillo, de un campo de fútbol, del Congreso de los Diputados o de ‘Mujeres, Hombres y Viceversa’.

Para que no te pierdas lo más divertido de internet, síguenos en Facebook y en Twitter. También te mandamos lo mejor de Epik a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram!