EPIK

Sin brazos ni piernas hasta la cima del mundo

GENTE EPIK

Sin brazos ni piernas hasta la cima del mundo

Sin brazos ni piernas hasta la cima del mundo

Facebook

Su nombre es Kyle Maynard. Ascender el Aconcagua, la montaña más alta del mundo fuera del Himalaya, ha sido su último reto conseguido, pero lleva superándose desde que nació sin piernas ni brazos

Cuando Kyle Maynard era un niño de 11 años quería jugar al fútbol americano. Nada fuera de lo común para un chaval estadounidense. Y lo consiguió.

Cuando cumplió unos cuantos años más, se le metió en la cabeza que quería participar en la liga del instituto de lucha olímpica. También lo logró cerrando además su año senior con 36 victorias, después de comenzar su carrera con más de 30 derrotas seguidas.

Hace unos meses, se marcó que la meta de su próximo reto estaría a 6.960,8 metros de altura, en la cima del Aconcagua. Y, el pasado 22 de febrero, relató en su página de Facebook que también lo había conseguido.

La vida e historia de Maynard no distaría demasiado de la un aficionado a la aventura de no ser porque nació sin pies ni manos.

Hoy su continua lucha por superarse es admirada por las más de 70.000 personas que lo siguen por Twitter y Facebook y que ya conocían de sus hazañas en el alpinismo, después de que en 2012 se convirtiera en el primer cuádruple amputado en llegar a la cima del Kilimanjaro sin asistencia.

Una historia en la que, como en todas, aparecen muchos otros personajes secundarios que le han ayudado a escribirla -entre ellos, el equipo que le acompañó en su ascenso al pico más alto de Los Andes-.

Maynard nació en Estados Unidos allá por la primavera de 1986 padeciendo una malformación que se conoce como amputación congénita. Sus brazos se cortaban a la altura del codo y sus piernas poco antes de las rodillas. Sus padres, Scott y Anita Maynard, decidieron que lo mejor que podían hacer era no hacer nada distinto a lo que habrían hecho si su hijo hubiera nacido sin este problema. Y de esa decisión de optar por lo cotidiano surgió lo extraordinario.

“Nací con las extremidades más cortas, pero no soy inferior"

Además de en su web, las vivencias de Maynard antes de conseguir su último y mayor desafió -ha ascendido a la cima del Aconcagua literalmente arrastrándose- las contó él mismo en un libro que llegó a entrar en la lista de 'best sellers' americanos en 2005 titulado 'No excuses', que en su edición española -'Sin excusas'- está prologado por Irene Villa.

Unos años después se realizó el documental A Fighting Chance, donde se centraba en su intento por competir en el mundo de las Artes Marciales Mixtas (MMA), algo que solo consiguió tras competir primero de forma alegal en el estado de Alabama (donde este deporte extremo no estaba regulado) tras ser rechazado en primer lugar por la Comisión Atlética de Georgia.

Maynard es,sin haber cumplido aún los 30 años, uno de los conferenciantes motivacionales más demandados de Estados Unidos. Ha sido premiado en dos ocasiones con los premios ESPY (algo así como los Oscar de la excelencia deportiva), y dirige la iniciativa 'No excuses CrossFit Gym' en la ciudad de Suwanee (Georgia). También se le puede ver en acción en el videoclip 'Renegades' de X Ambassadors.

Como él dice en la nota manuscrita con la que arranca su libro y que dio pie al mismo: “Aunque nací con las extremidades mucho más cortas que el resto de la gente, sé que no nací para ser inferior. Nací para triunfar, no para permitir que unas limitaciones físicas se interpusieran en el camino de mis sueños”.

Para que no te pierdas lo más divertido de internet, síguenos en Facebook y en Twitter. También te mandamos lo mejor de Epik a tu móvil: ¡únete a nuestro Telegram!

0 Comentarios

Mostrar