ESPACIO

Resuelto el misterio del apagón de Betelgeuse

La estrella se oscureció de manera repentina, hecho que llamó la atención de los científicos, quienes ahora desvelan el motivo por el que ocurrió.

Resuelto el misterio del apagón de Betelgeuse

La estrella Betelgeuse, situada en el Cinturón de Orión, perdió brillo repentinamente entre finales de 2019 y principios de 2020 en un fenómeno que pudo observar a simple vista. Ahora, un equipo de astrónomos ha desvelado que la causa que provocó el oscurecimiento del astro fue la presencia de polvo estelar, según informa la Agencia SINC.

El equipo de astrónomos ha publicado un artículo en la revista Nature en el que han llegado a la conclusión de que el polvo estelar fue causado por un descenso de la temperatura en la superficie de la estrella. Según la agencia, los cambios de temperatura son habituales por los movimientos y cambios de tamaño de las burbujas de gas.

La investigación revela que una burbuja de gas fue expulsada de esta estrella supergigante roja alejándose de ella. Cuando parte de la superficie se enfrió, la burbuja de gas se condensó y adoptó la forma de polvo sólido, lo que produjo que, desde la Tierra, se observase la estrella más oscura.

Emily Cannon, de KU Leuven y participante del estudio afirmó que "el polvo expulsado de estrellas frías y evolucionadas, como la eyección que acabamos de presenciar, podría convertirse en los ladrillos básicos para la construcción de planetas terrestres y de vida".

Un año y medio en resolver el misterio

El oscurecimiento de Betelgeuse se observó entre finales de 2019 y principios de 2020 por medio de la comparación de dos imágenes en la que se mostraba claramente cómo la estrella se había oscurecido especialmente en su parte sur. La estrella permaneció así hasta abril de 2020 cuando recuperó su luz habitual.

Los científicos observaron la estrella con el telescopio Hubble, pero la investigación ha sido realizada con el Very Large Telescope (VLT) del Observatorio Europeo Austral (ESO) en Chile.

Gracias al estudio se ha descartado una de las teorías que apuntaba a una posible explosión de la estrella, ya que se trata de una supergigante roja, es decir, una estrella que ya se encuentra en la etapa final de vida. Según SINC, no se ha producido la explosión de una supernova en la Vía Láctea desde el siglo XVII.