ACTUALIDAD

¿A qué velocidad saltan los radares de la DGT según cada carretera?

Los cinemómetros cuentan con un margen de error que varía entre el 3% y el 7%, dependiendo de si son radares fijos o móviles.

¿A qué velocidad saltan los radares de la DGT según cada carretera?

Los radares no siempre multan a la velocidad máxima que marcan las carreteras. Existe un margen de error. Esta es una de las dudas del conductor, no conocer con exactitud si la velocidad a la que circulan, rozando el máximo permitido, es suficiente o no para que el radar nos multe.

Según la plataforma SocialDrive, los radares de 30 km/h hasta los 90 km/h multan cuando sobrepasamos 8 km/h la velocidad máxima permitida. Es decir, si circulamos por una carretera cuya velocidad máxima es 30 km/h, el radar nos multará cuando sobrepasemos los 38 km/h.

En las autovías, hasta 131 km/h

A partir de los 90km/h la cosa cambia. En las carreteras con velocidad máxima de 100 km/h, el cinemómetro ejecutará la sanción si conducimos a 109 km/h o más. En las vías con una velocidad máxima de 110 km/h, si conducimos a más de 120 km/h; y en las carreteras con velocidad máxima de 120 km/h, como las autovías, si sobrepasamos los 131 km/h.

Según informa la propia AEA, el margen de error que debe aplicar la DGT en todas sus multas es el siguiente: si se trata de radares fijos, 5 km/h, o un 5% si la medición supera los 100 km/h; mientras que si se trata de un radar móvil, 7 km/h, o un 7% si se supera los 100 km/h. Por último, los radares que se incluyen en los helicópteros Pegasus deben aplicar un margen de error del 10 por ciento.

Estos límites de velocidad solo son pequeños márgenes de error que evitan multas siempre y cuando conduzcamos a una velocidad muy parecida a la máxima permitida. Por ello es importante conducir siempre con precaución, respetando las velocidades y en ningún caso ir a una velocidad muy superior, lo que puede suponer un peligro para la vida.