ACTUALIDAD

Buscan restos óseos donde encontraron las pertenencias de Tomás Gimeno

El buque oceanográfico ha tenido que cambiar de posición debido a las condiciones del viento y además se trata de una zona muy escarpada con una profundidad de unos 500 metros.

Buscan restos óseos donde encontraron las pertenencias de Tomás Gimeno
Ramón de la Rocha EFE

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño continúa su intensa labor en el fondo del mar con el objetivo de encontrar alguna pista que ayude a esclarecer la desaparición de Tomás Gimeno junto a sus hijas Anna y Olivia el pasado 27 de abril. Entre esos indicios, ayer se conoció que se habían hallado una botella de buceo y la funda de un edredón que pertenecían al progenitor.

Y este miércoles, tal y como ha informado NIUS, se ha sabido que la embarcación está tratando de localizar restos óseos pertenecientes a algunos de los tres desaparecidos. La zona de rastreo está centrada en un reducido espacio, que se corresponde con la demarcación donde Gimeno paró durante casi dos horas y conversó con la madre de las niñasIgualmente se sigue a la búsqueda de las bolsas que éste sacó de su vehículo y posteriormente cargó en la lancha.

Dificultades en el rastreo

El buque ha tenido que cambiar de posición debido a las condiciones del viento y además se trata de una zona muy escarpada, con una profundidad de unos 500 metros. El rastreo también presenta la dificultad añadida de las grietas del terreno y las superficies verticales. 

Cuando se encontraron el edredón y la bombona de buceo estaban entrelazados, lo que sugiere que se lanzaron juntos. La prenda fue identificada por la última pareja que tuvo el padre de las menores y será enviada al Servicio de Criminalística del instituto armado en Madrid una vez que esté seca para preservar las posibles pruebas y buscar restos de ADN.

Búsqueda de un cinturón para pesca submarina

Por su parte, la bombona será inspeccionada en Tenerife, aunque ya se ha confirmado que pertenecía a Gimeno por la chapa que llevaba y porque había pasado recientemente la última revisión. Hasta el momento no se ha extraído ningún objeto más, pero se está intentando encontrar un cinturón de ocho kilos que el progenitor utilizaba para hacer pesca submarina.