CORONAVIRUS

La OMS renombra las variantes con letras griegas: así se llaman ahora

La Organización Mundial de la Salud ha optado por este nuevo sistema para evitar que la población genere estigmas a estos países.

La OMS renombra las variantes con letras griegas: así se llaman ahora
YARA NARDI REUTERS

Lo comentó Fernando Simón en su comparecencia de este pasado lunes. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha anunciado el nuevo sistema que se seguirá para la denominación de las variantes de la COVID que han ido apareciendo durante la pandemia. El objetivo es ir quitando de nuestro vocabulario términos como variantes ‘indias’, ‘sudafricanas’, ‘brasileñas’ o ‘británicas’, que puedan producir ciertos estigmas en la población.

Y es que, los nombres de estas variantes, que se han ido refiriendo a su país de origen o por donde su circulación es mayor, han generado un rechazo en la población a ciertos países. De hecho, tal y como ha apuntado Simón, ha generado una ampliación de medidas a ciertos países que, en ciertos casos, quizás ni haría falta.

Por ello, la OMS ha optado por utilizar letras griegas para acabar con estos estigmas y distinciones entre países. Por ello, la variante que se originó en Reino Unido recibirá desde ya el nombre de Alfa, la sudafricana será Beta y, por último, la india, pasará a denominarse Delta, según informa la BBC y ya ha publicado la organización en una lista.

Un lenguaje sencillo y sin etiquetas

A principios de este mes, y una de las claves para afianzar este cambio de nombres, el Gobierno indio criticó el hecho de que se denominara la variante B.1.617.2 como la variante “india”, al ser detectada por primera vez en octubre del pasado año en el mismo país y que se ha convertido en dominante tras su segunda ola de la pandemia. Un término que la OMS nunca ha utilizado y que ha generado cierto rechazo entre la población.

"Ningún país debe ser estigmatizado por detectar y notificar variantes", tuiteó Maria Van Kerkhove, directora técnica de COVID-19 de la OMS. También pidió una "sólida vigilancia" de las variantes y que se compartan los datos científicos para ayudar a detener la propagación. De hecho, en la lista -ya completa en la web de la OMS- se incluyen las variantes más preocupantes, pero también las que generan cierto interés en la población.

¿Qué pasa si se quedan sin letras griegas?

Lo cierto es que la OMS ya lo tiene todo pensado. En caso de que se superen las 24 variantes del coronavirus y, por tanto, se quedaran sin letras griegas, la organización anunciaría un nuevo sistema de nomenclatura para las cepas. Así lo ha anunciado Van Kerkhove en una entrevista a STAT News.

Eso sí, esta terminología griega será utilizada para un mejor entendimiento entre la sociedad, pero en ningún caso sustituirá a los nombres científicos de estas nuevas cepas. "No estamos diciendo que se sustituya el B.1.1.7, sino que se trata de intentar ayudar en el diálogo con el ciudadano medio", dijo al medio web estadounidense. "Para que en el discurso público podamos discutir algunas de estas variantes en un lenguaje más fácil de usar".