ACTUALIDAD

Amazon encuentra siete horcas en la construcción de un almacén

La compañía ha detenido las obras para implantar seguridad adicional. Las autoridades ofrecen una recompensa de 100.000 dólares a quién pueda ofrecer información sobre los hechos.

Amazon encuentra siete horcas en la construcción de un almacén
MOHAMED AZAKIR REUTERS

La construcción de un nuevo almacén de Amazon se ha detenido tras encontrar una nueva cuerda atada en forma de horca. Es la séptima descubierta en los últimos días, lo que ha llevado a la compañía a detener las obras en el lugar donde deberían estar las nuevas instalaciones en la ciudad estadounidense de Windsor.

Las autoridades han calificado los hechos como "potenciales" crímenes de odio contra los trabajadores afroamericanos, tal y como informa la agencia AP. Esta última cuerda estaba colgada de una viga de las instalaciones. Amazon, a través de un comunicado citado por la mencionada agencia, ha expresado su preocupación por los hallazgos. El sitio, aseguran, permanecerá cerrado hasta el lunes para fortalecer la seguridad.

"Seguimos profundamente perturbados por los incidentes que están ocurriendo en el sitio de construcción en Windsor. El odio, el racismo o la discriminación no tienen cabida en nuestra sociedad y ciertamente no se toleran en un lugar de trabajo", apuntan desde la compañía estadounidense. Las autoridades locales trabajan junto con el FBI y la Policía para identificar a los responsables. Así, se ha ofrecido una recompensa de 100.000 dólares a quien pueda ofrecer información para su identificación.

Condena de lo sucedido

Después de que se descubriera la sexta horca este miércoles, los líderes de la Asociación Nacional para el Progreso de la Gente de Color (NAACP) comparecieron ante los medios junto con las autoridades locales para condenar los hechos y exigir que los responsables de estos actos "racistas" sean presentados ante la justicia.

"La presencia de estos lazos y cuerdas es un peligro claro y presente para los afroamericanos y las personas de color, no solo en esta instalación de Amazon, sino en la comunidad en general", dijo Maxien Robinson-Lewin, presidenta de la oficina local de la NAACP.

Por su parte, Carlos Brest, trabajador del hierro y capataz de la obra en cuestión, aseguró haber escuchado comentarios racistas de un trabajador al que despidió. "En este trabajo he visto mucho racismo. Este no es el único sitio de construcción en el que ocurren estas cosas, y tiene que detenerse".