ACTUALIDAD

Un conductor pierde 17 puntos del carnet en un día

El hombre, bajo la influencia del alcohol, se saltó el toque de queda tras tomarse una copas con amigos. Tras coger el coche, empezó una persecución.

Un conductor pierde 17 puntos del carnet en un día
EFE

Un hombre de 41 años y vecino de Carballo, en A Coruña, ha perdido hasta 17 puntos de su carnet de conducir, además de tener que pagar una multa económica de 550 euros. Y lo más sorprendente, todo en una misma noche. El conductor ha sido denunciado por la Policía Local del municipio hasta en cinco ocasiones por delitos diferentes en la madrugada del pasado sábado 8 de mayo, según informa La Voz de Galicia. Es decir, cuando el estado de alarma todavía seguía vigente en España.

El hombre, que se ha identificado como Daniel D.T., podría perder su permiso de conducción entre uno y cuatro años. Incluso también podría percibir nuevos castigos por parte del juez encargado al atentar contra la seguridad vial. El conductor fue interceptado por la policía con el coche estacionado y el motor encendido, a las 3:30 horas de la madrugada, con el toque de queda vigente en toda España.

Iniciaron una persecución por el municipio

Fue entonces cuando la Policía Local le preguntó por qué se encontraba saltándose la restricción horaria, cuando el hombre indicó que se encontraba volviendo a casa después de tomar unas copas con unos amigos en la localidad cercana de Malpica. Entonces, los policías procedieron. Multarle por faltarse el toque de queda y le advirtieron de que si conducía en ese estado, tendrían que hacer un control de alcoholemia. Ante la posibilidad de una nueva multa, el hombre se dirigía a su domicilio andando, tambaleándose por la influencia del alcohol.

Fue tiempo después cuando los policías le pillaron con el coche, apunto de salir del aparcamiento donde se encontraba. Intentaron impedirlo con señales de luz, pero se saltó las indicaciones del cuerpo de seguridad, por lo que se inició una persecución por el municipio. El vecino de la localidad gallega se dio a la fuga circulando en dirección contraria e, incluso, invadiendo por el carril contrario y saltándose un stop. En vista de un posible accidente de tráfico, la Policía Local le dejó irse, aunque anotaron la matrícula para hacerle llegar las correspondientes multas que se le notificaron al día siguiente cuando le obligaron a ir a la comisaría.