CORONAVIRUS

Estudian un nuevo efecto adverso en los vacunados con AstraZeneca

La Agencia Europea del Medicamento está analizando varios casos del Síndrome de Guillain-Barré que han aparecido en personas vacunadas con AstraZeneca.

Estudian un nuevo efecto adverso en los vacunados con AstraZeneca
MAST IRHAM EFE

La Agencia Europea del Medicamento (EMA) está analizando varios casos del Síndrome de Guillain-Barré que podrían estar asociados a la vacuna de AstraZeneca, pues han aparecido en personas que ya han sido inoculadas con el fármaco. Sin embargo, al ser todavía la información escasa y poco precisa, la EMA se encuentra adquiriendo más documentación a la farmacéutica.

La investigación forma parte del procedimiento rutinario del Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) con cada fármaco. Al revisar la información existente sobre la vacuna Vaxzevria, el PRAC descubrió que se habían producido varios casos infrecuentes de esta enfermedad.

No obstante, desde el PRAC ya estaban bajo aviso, pues este efecto secundario ya fue descubierto durante los ensayos clínicos con la vacuna.

Síndrome de Guillain-Barré

El Síndrome de Guillain-Barré es un trastorno neurológico que se produce por daños en los nervios causados por el sistema inmune. A priori, sus causas se desconocen, aunque se cree que puede ser precedido de una enfermedad infecciosa y que tarda en desarrollarse varios días.

Los principales síntomas se manifiestan con hormigueo en las piernas y en los brazos, pero concluyen con una parálisis que se expande por todo el cuerpo y dificulta la movilidad. Además, las personas afectadas se encuentran débiles y fatigadas.

La tasa de mortalidad de la enfermedad se estima entre el 4% y el 7%. Por otro lado, entre el 60% y el 80% se recuperan a los 6 meses.

Antecedentes con Sinopharm

Los ensayos con la vacuna de Sinopharm en Perú tuvieron que paralizarse durante varios días en el mes de diciembre al registrarse un caso de Síndrome de Guillain-Barré que podía estar asociado al fármaco.

Desde el primer momento, el Instituto Nacional de Salud consideró que era “poco probable” que la enfermedad se hubiese desarrollado a raíz de la administración de la vacuna pero, por precaución, se decidió paralizar momentáneamente el ensayo.