CORONAVIRUS

Moderna añade una tercera dosis para aumentar la efectividad de su vacuna contra las variantes

Además, otro estudio determina que la eficacia de la vacuna Pfizer en Israel ha superado el 95% de la efectividad, incluso ante la variante británica.

Moderna añade una tercera dosis para aumentar la efectividad de su vacuna contra las variantes
Dado Ruvic REUTERS

Ante la aparición de las nuevas variantes, que preocupan ante su inmunidad frente a ciertas vacunas, Moderna ha comenzado ya a realizar estudios con el fin de adaptar sus dosis contra las nuevas cepas, como la sudafricana o la brasileña, que han resultado ser más virulentas. Los primeros resultados de estas investigaciones han confirmado que la inyección de una tercera dosis de esta vacuna mejoraría la respuesta inmunitaria de las personas frente a la COVID, especialmente antes estas cepas.

"Nos alientan estos nuevos datos, que refuerzan nuestra confianza en que nuestra estrategia de refuerzo debe proteger contra estas variantes recién detectadas", ha subrayado el director ejecutivo de la empresa, Stephane Bancel. El estudio se realizó con unos cuarenta participantes que ya habían recibido las dos dosis de este suero, entre seis y ocho meses antes del ensayo. De hecho, antes de comenzar con el proceso, se determinaron sus niveles de anticuerpos neutralizantes.

Iniciando este proceso, los voluntarios recibieron una tercera dosis de la vacuna de Moderna y, otra parte de este grupo, un refuerzo específico que, sin duda, resultó más exitoso que la vacuna original. El estudio reveló que, quienes recibieron este refuerzo, mejoraron los niveles de anticuerpos contra estas dos variantes, de hecho, produjeron casi el doble de anticuerpos que los que recibieron una tercera dosis. Ahora, la farmacéutica sigue sus estudios, queriendo probar un tercer tipo de repuesto, una mezcla entre la vacuna original y el repuesto ya utilizado. Y espera poder mostrar los resultados muy pronto.

La efectividad de Pfizer se eleva por encima del 95%

Por otro lado, su principal competidor, la farmacéutica que ha desarrollado la vacuna de Pfizer, también se encuentra haciendo estudios muy reveladores que ya se han publicado en la revista científica The Lancet. Con una vacunación de éxito en Israel, la empresa ha querido hacer un estudio en el país que, desde hace unas semanas, no cuentan con el uso obligatorio de la mascarilla para salir a la calle y, por tanto, están más cerca de una vida normal. Según este ensayo, la vacuna de Pfizer/BioNTech es eficaz en más del 95% frente a la COVID-19.

Sin embargo, se ha determinado que esta efectividad baja considerablemente en aquellos que no han recibido la segunda dosis de la vacuna. En este ensayo, con la participación del Gobierno de Israel, científicos confirman "los beneficios para la salud pública de un programa nacional de vacunación” que, además, ha sido “el principal motor de la caída de las infecciones por COVID-19”.

Los datos de este estudio se recogieron entre el 24 de enero y el 3 de abril, cuando el 72% de los mayores de 16 años -en torno a unos 5 millones de personas- y el 90% de los mayores de 65 años habían recibido las dos dosis de la vacuna Pfizer en Israel

Efectiva ante la variante británica

Pero además de su efectividad ante la COVID-19, los resultados en Israel determinaron también la alta respuesta de la vacuna de Pfizer ante la variante británica (B.1.1.7) que resultaba ser la predominante el país del Oriente Medio. Los resultados indicaron que “es altamente eficaz” en los mayores de 16 años siete días después de la segunda dosis. De hecho, los números determinaron que protege al 95,3% contra las infecciones, al 97,2% contra las hospitalizaciones y al 96,7% contra la muerte. Estos niveles son muy similares en los mayores de 85 años.

Sin embargo, no es lo mismo en personas que tan solo ha recibido una dosis. De hecho, su efectividad baja considerablemente. En estos casos la protección frente a la infección es del 57,7%, frente a las hospitalizaciones de un 75,7% y frente a la muerte del 77%, en mayores de 16 años. “El ensayo muestra la importancia de una vacunación completa en adultos”, indicaban los resultados, es decir, con la inyección de dos dosis. Incluso, apuntan, una dosis podría durar menos tiempo, especialmente ante la aparición de nuevas variantes.