Coronavirus

Estados Unidos ofrece cerveza, ‘donuts’ y marihuana gratis para incentivar la vacunación

Joe Biden, presidente del país, quiere llegar al 70% de la población con al menos una dosis administrada contra el coronavirus para el 4 de julio.

Marihuana vacunación cerveza donuts Estados Unidos coronavirus

Tener al 70% de la población vacunada es un objetivo que se han marcado muchos países. España lo ha repetido hasta la extenuación para finales de verano, pero en Estados Unidos se quiere adelantar ese logro al menos dos meses, de manera que ese porcentaje de ciudadanos (160 millones de personas) tengan al menos una dosis para el fin de semana del 4 de julio.

Para llegar a eso, en Estados Unidos se antoja fundamental un incremento del ritmo de vacunación, que va perdiendo fuerza poco a poco a medida que gran parte de la población de riesgo ha recibido ya la dosis. Ahora es turno de los jóvenes e indecisos con la vacunación, y para ellos Joe Biden y su equipo han ideado un plan con el que incentivar a este sector de la población.

La medida es llamativa, además de bonos o pagos monetarios como recompensa, también se realiza esta promoción de la vacunación con productos gratuitos como cervezas, marihuana o postres y bollería, como donuts.

Las promesas y regalos de los estados para los vacunados

No se van a escatimar gastos si con ello se consigue atraer a toda la población y se logra que acudan a vacunarse. Las iniciativas son de todo tipo, desde un donut gratis diario durante todo un año hasta un cigarrillo de marihuana. Algunos de los últimos en sumarse han sido Maryland y Nueva Jersey, ya que el primero ha ofrecido 83 euros (100 dólares) a los empleados estatales que se pongan la dosis, y el segundo estado cerveza gratis a los mayores de 21 años que acudan a ponerse la inyección en este mes de mayo.

En Nueva York, por su parte, el grupo Joints for Jabs regaló durante un día un porro a todo aquel que se hubiera puesto al menos una dosis de la vacuna, celebrando también la legalización de la marihuana recreativa. O el Museo de Historia Nacional de la ciudad ofrece cuatro entradas para los que vaya allí a vacunarse. Es decir, hablamos de la implicación de empresas públicas y privadas o de propuestas estatales, de todos los ámbitos.

Como se ha nombrado, Maryland es uno de los que ofrece incentivos monetarios, y ya ha anunciado que más de 50.000 empleados estatales recibirán esos 100 dólares si demuestran estar inmunizados y se comprometen a seguir recibiendo vacunas de refuerzo en un futuro. En Virginia también se ha prometido esta cantidad para personas entre los 16 y los 35 años. O incluso bancos ofrecen dinero para sus empleados.

Con respecto a los productos, como la cerveza, los postres o los donuts, empresas privadas están regalando u ofreciendo descuentos en lo que ellos venden, desde supermercados hasta cadenas automovilísticas.

Así avanza la vacunación en Estados Unidos

Cuando se promueven este tipo de iniciativas, es porque se está notando que poco a poco el ritmo de vacunación va cayendo. Por ejemplo, en la segunda semana de abril se alcanzó un pico de 3,3 millones de dosis diarias, y sin embargo la semana pasada la media fue de 2,2 millones de dosis diarias, es decir, un 32% menos.

Más del 50% de la población adulta, un 56%, ha recibido ya al menos una dosis de la vacuna contra el coronavirus en el país, según datos de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC son sus siglas en inglés). Pero la ralentización del ritmo evita llegar a la inmunidad de rebaño. Se va a eliminar el requisito de la cita previa, se van a mandar más dosis a las farmacias y se va a contratar más personal sanitario en zonas rurales.

Se estima que entre el 70% y el 85% de la población estadounidense debería estar vacunada para lograr la inmunidad, pero a su vez un 25% de los adultos podría estar valorando no vacunarse. Este es otro de los motivos por el que se está incentivando el proceso de vacunación por todas las maneras. Así, el día 4 de julio se podrá celebrar lo que Joe Biden ha catalogado como “el día de la independencia del virus”, juego de palabras con la festividad que corresponde ya a esa jornada.