ACTUALIDAD

ITV caducada, desfavorable o negativa: ¿En qué casos puedo circular con mi coche y cuándo no?

Según la antigüedad de nuestro vehículo, debemos acudir a pasar la ITV cada cierto tiempo. Circular sin ella o con un informe negativo puede suponer una multa.

ITV caducada, desfavorable o negativa: ¿En qué casos puedo circular con mi coche y cuándo no?

La llegada de la pandemia, con el consiguiente confinamiento de los primeros meses, dio como resultado que muchos conductores vieran como les caducaba la Inspección Técnica de Vehículos (conocida como ITV). Entonces, la Dirección General de Tráfico (DGT) dio un margen para renovarla.

Pero ahora, cualquier retraso en la realización de esta gestión, así como un informe desfavorable de la misma, puede suponer enfrentarnos a una fuerte multa de tráfico, al no estar el vehículo apto para la circulación por la carretera. De hecho, en el último año más de 430.000 personas fueron sancionadas por circular sin la ITV en vigor, siendo una de las multas más comunes de 2020, por detrás de las sanciones por exceso de velocidad (con más de dos millones).

La Asociación Española de Entidades Colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos (AECA-ITV) recuerda los tres supuestos negativos ante los que nos podemos encontrar en el momento de acudir a la estación de la ITV para comprobar el estado de nuestro coche.

ITV caducada

Es uno de los casos más comunes. No estar pendiente de la fecha de la renovación del trámite puede conllevar una multa de hasta 200 euros y la obligación inmediata de realizarla, indistintamente de si el vehículo está estacionado como si circulamos con él.

ITV desfavorable

Si acudimos a la estación ITV para realizar el trámite y los técnicos detectan fallos leves, el informe resultante será desfavorable. Podremos salir de allí con nuestro propio vehículo, pero con la obligación de reparar los defectos hallados y regresar en un máximo de dos meses. En caso de seguir circulando como si nada, la multa ascendería hasta los 200 euros.

ITV negativa

En este último caso, los defectos encontrados son graves y circular con el coche en dicho estado derivará en una multa mayor, de 500 euros. El vehículo no podrá salir de la ITV siendo conducido por nosotros, sino que será una grúa la que lo desplace hasta el lugar de reparación. De nuevo, habrá que regresar en un máximo de dos meses con los defectos subsanados.

El paso por la ITV es importante, toda vez que la media de edad del parque móvil de España se encuentra en los 13,2 años. Según diversos estudios, el riesgo de fallecer o resultar herido de gravedad se multiplica por dos al comparar los accidentes con vehículos de 10 a 15 años en relación con los sufridos con los de menos de cinco años de antigüedad.