CORONAVIRUS

Dinamarca, el primer país europeo que borra a AstraZeneca de su plan de vacunación

Ha decidido eliminar directamente la vacuna de su programa y cancelar todas las reservas, afirmando que no es necesaria y no por seguridad.

Dinamarca AstraZeneca vacuna coronavirus plan cancelación
HENNING BAGGER EFE

La vacuna de AstraZeneca está causando más contratiempos de los pensados inicialmente. De hecho, la Unión Europea podría haber tomado la decisión de no renovar el contrato para la compra de más dosis de esta. Los casos de trombosis relacionados con la misma, que según los expertos son muy escasos y que no tienen más trascendencia que los beneficios, están generando duda e incertidumbre en muchos países, que siguen confiando en su inoculación.

Sin embargo, ya hay un país europeo que ha decidido eliminarla definitivamente de su plan de vacunación: Dinamarca. Las reservas de las dosis de la vacuna de AstraZeneca han sido canceladas y ya no consta en el programa de vacunación. No se usará más.

Pero en este caso, no se trata por cuestiones de seguridad, sino que Dinamarca sostiene que ya no la necesitan, que han alcanzado “un punto tan avanzado” en el lanzamiento de la vacuna que ya no es necesaria.

Comprensión con los países que siguen usándola

“Entiendo si otros países en una situación diferente a la nuestra eligen seguir usando la vacuna”, dijo Søren Brostrøm, director general de la Autoridad de Salud danesa. “Básicamente estamos de acuerdo con la evaluación de la EMA con respecto a la vacuna AstraZeneca. Por eso es importante enfatizar que todavía es una vacuna aprobada”, explicó el pasado miércoles en una rueda de prensa conjunta entre la Agencia Danesa de Medicamentos y su Consejo Nacional de Salud.

De hecho, insistió en que la usarían “incluso si hubiera complicaciones raras pero graves asociadas con su uso”. La Autoridad de Salud danesa afirma estar de acuerdo con los hallazgos de la EMA y defiende que los posibles beneficios de la vacuna superan a los eventos adversos graves que puedan aparecer.

No obstante, también resaltan que la confianza en la vacuna es fundamental: “Cuando se vacuna en masa, es importante tener un alto nivel de apoyo y confianza en las vacunas”.

El contexto danés por el que dejan de utilizarla

Dinamarca defiende que la decisión de continuar sin ella se explica por su “contexto específico”. “Si Dinamarca se encontrara en una situación completamente diferente y en medio de un tercer brote violento, por ejemplo, y un sistema de salud bajo presión, y si no hubiéramos llegado a un punto tan avanzado en nuestro lanzamiento de las vacunas, entonces yo no dudaría en usar la vacuna”, razona Brostrøm.

Hay que recordar que el país fue uno de los primeros en suspender la vacunación con AstraZeneca, el 11 de marzo, y desde entonces este mes han seguido vacunando con las de Pfizer y Moderna. Una mujer danesa de 60 años falleció tras ser vacunada, algo “muy trágico” afirman, y que entonces sí fue determinante.

Sin embargo, ahora se acogen a que han logrado “un hito”. “Hemos llegado a 1.000.000 de daneses vacunados”, destaca Brostrøm. Y tras haber superado esa barrera ya no consideran necesario usar la de AstraZeneca porque van a buen ritmo con las demás y también debido a otros factores, como la baja tasa de infección.

“La decisión tomada en Dinamarca no significa que la Agencia Danesa de Medicamentos esté en desacuerdo con la EMA”, precisó Tanja Erichsen, jefa de farmacovigilancia. “No se deriva del hecho de que tenemos un desacuerdo fundamental entre nosotros”, subrayó.