ACTUALIDAD

Encuentran en un estado "extraordinario" una espada de hace 3.000 años

Los arqueólogos explican que el arma se ha conservado tan bien gracias a que se envolvió en material de líber antes de enterrarse a modo de sacrificio.

Encuentran en un estado "extraordinario" una espada de hace 3.000 años
Museo de Odense

Investigadores del Museo de Odense han encontrado una “rara” espada de bronce en excavaciones en Håre en West Funen, Dinamarca. El hallazgo ha sorprendido especialmente a los arqueólogos por el “extraordinario” estado en el que se encuentra, ya que el arma podría datar del siglo IV, periodo de la Edad del Bronce nórdica. “Estamos ante una maravilla de 3.000 años”, expresa en un comunicado Jesper Hansen, curador en jefe del museo.

Un objeto único

Además de que la parte de bronce está intacta, otro aspecto “único” que ha llamado la atención de los investigadores es que se conserve tan bien la empuñadura de la espada, que está elaborada con madera, cuerno y tachuelas adheridas al metal. Por otra parte, es un objeto bastante pesado, de 1,3 kg (2,85 libras).

Según pudieron observar los arqueólogos, la espada se colocó en el pozo de un asentamiento como parte de algún tipo de sacrificio, ritual o ceremonia. Esta teoría se debe a que fue ornamentada y cuidadosamente envuelta en un material líber, hecho de madera o fibras vegetales como el lino o el cáñamo, antes de colocarla en el suelo y enterrarla.

Será expuesta cuando finalicen las labores de conservación

Debido a los materiales con los que está confeccionada, la conservación de esta espada es un “asunto complejo”, por lo que los investigadores han decidido desmontar la empuñadura y mantener por separado los elementos que la conforman. De esta forma, el metal, la madera, el cuerno y el líber podrán ser tratados por separado para garantizar su correcta preservación.

Una vez finalicen los estudios de datación por radiocarbono para conocer su edad exacta y los trabajos de conservación, la espada será rearmada y expuesta en las instalaciones del museo de Montergarden. “Definitivamente será un afluente, ya que entonces podremos mostrar y contar la historia completa de esta maravilla de la Edad del Bronce”, concluye el Museo de Odense en su nota.