ACTUALIDAD

La Delegación del Gobierno prohíbe en Madrid las manifestaciones del 8-M

Las concentraciones previstas para el domingo 7 y el lunes 8 de marzo con motivo del Día Internacional de la Mujer no se podrán llevar a cabo.

8M Día Internacional de la Mujer prohibición Madrid manifestaciones

La Delegación del Gobierno en la Comunidad de Madrid ha tomado la decisión de prohibir cualquier manifestación o concentración que estuviera prevista para los días 7 y 8 de marzo, los próximos domingo y lunes, por el Día Internacional de la Mujer. Tras estudiar todas las propuestas, se ha anunciado argumentando que es por motivos de salud pública.

En un comunicado, el delegado del Gobierno, José Manuel Franco, explica por qué se ha decidido esto: “Se ha tomado la decisión firme de prohibir, por motivos de salud pública, todas las manifestaciones y concentraciones convocadas, en un momento en el que la Comunidad de Madrid sigue siendo uno de los territorios de España con mayor índice de contagios así como de personas hospitalizadas, por encima de la media nacional”.

Según añade la nota, ha sido “después de estudiar detalladamente cada una de las peticiones presentadas (recorridos establecidos, previsión de asistencia, duración y lugares de celebración, entre otros detalles), y teniendo en cuenta las posibles confluencias de distintas concentraciones multitudinarias en varias zonas de Madrid”.

En rueda de prensa se explicará, mientras Ayuso pretende no cerrar

Las imágenes del 8M del pasado año 2020 fueron unas de las más polémicas, ya que una corriente de opinión argumentaba que fue causante de que el coronavirus se expandiera en nuestro país y que fue un acto de irresponsabilidad que nunca debió permitirse.

Un año después, en una ciudad que es foco de contagios en España, se ha tomado la decisión de impedir que vuelva a ocurrir, a apenas cuatro días de que se produjera el evento. Se explicará con detalle en rueda de prensa.

Por otro lado, mientras esto se prohíbe, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, insiste en relajar las medidas y no cerrar perimetralmente de cara a la Semana Santa. Una decisión que no coincide con los criterios y recomendaciones del ministerio de Sanidad y con la intención de la mayoría de autonomías.